Viernes 10 de Noviembre de 2017 - 12:01 AM

EE.UU. y China, juntos ante los problemas del mundo

Los presidentes de China, Xi Jinping, y de Estados Unidos, Donald Trump, pusieron ayer fin a la apretada agenda en Pekín. Ambos mandatarios destacaron que las dos potencias han superado años de enemistad y kilómetros de distancia.
EFE / VANGUARDIA LIBERAL
Los tratados fueron tildados por el presidente Xi como “buenos ejemplos de la cooperación entre China y Estados Unidos”.
(Foto: EFE / VANGUARDIA LIBERAL )

La relación entre China y EE.UU. entró ayer en una fase de mayor cooperación global entre las dos mayores potencias mundiales, en una cumbre de presidentes marcada por el tono amistoso y con Donald Trump moderando sus tradicionales críticas a Pekín por Corea del Norte y el déficit comercial.

Los presidentes chino, Xi Jinping, y estadounidense, Donald Trump, sellaron ayer el entendimiento a nivel nacional, pero también personal, en una cumbre que subrayó aún más el objetivo de Pekín y Washington de incrementar su colaboración en la resolución de los problemas globales.

“No puede haber un asunto más importante que la relación China-Estados Unidos”, afirmó tajantemente Trump en la primera de las tres comparecencias que ambos mandatarios tuvieron en la ajetreada jornada en el Gran Palacio del Pueblo, con una reunión bilateral en dos fases, una cumbre empresarial y la lectura de comunicados ante la prensa.

Mientras Trump insistió en que ambas potencias pueden solucionar conjuntamente “los problemas mundiales”, Xi recalcó que “para China y Estados Unidos la cooperación es la única opción viable”, un proceso además importante “para la paz, la estabilidad y la prosperidad del mundo”.

Restricciones a Cuba

Con las restricciones a los viajes a Cuba y los negocios con firmas vinculadas a las Fuerzas Armadas de la isla, EE.UU. busca castigar a la cúpula militar del país, que controla buena parte del sector turístico, aunque esas sanciones serán más nocivas para los emprendedores del sector privado que Trump dice proteger.

Las medidas, que entraron ayer en vigor, suponen un cerrojo a los negocios desde EE.UU. con el conglomerado Gaesa, dueño de Gaviota, el principal grupo turístico con 83 hoteles, que albergan casi la mitad de las 65.000 habitaciones que hay en la isla, y cinco marinas; así como con Cimex, empresa que posee la mayor red de tiendas minoristas y controla alrededor del 10 % del intercambio comercial internacional de Cuba.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad