Sábado 03 de Marzo de 2018 - 12:01 AM

Dos muertos en tiroteo en universidad de EEUU

Las autoridades siguen tras la búsqueda del sospechoso que efectuó el tiroteo en los alrededores de la Universidad Central de Michigan.
Tomada Twitter/VANGUARDIA LIBERAL
Las autoridades pidieron a los estudiantes no acercarse al campus universitario.
(Foto: Tomada Twitter/VANGUARDIA LIBERAL )
Twitter/VANGUARDIA LIBERAL
Eric Davis, sospechoso del tiroteo.
(Foto: Twitter/VANGUARDIA LIBERAL )

Las dos víctimas mortales del tiroteo en la Universidad Central de Michigan (CMU), en la localidad de Mount Pleasant (EE.UU.), son los padres del sospechoso, que es buscado por las autoridades, informaron ayer medios locales.

El presunto autor, un estudiante de 19 años identificado como James Eric Davis, disparó dentro de su dormitorio a sus padres y se fugó corriendo del campus universitario.

Seis horas después del tiroteo, Davis, descrito por las autoridades como un joven afroamericano “armado y peligroso”, seguía a la fuga.

En una rueda de prensa, el jefe de la Policía universitaria de la CMU, Larry Klaus, aseguró que “ningún estudiante, profesor o miembro de la universidad” resultó herido durante el tiroteo.

Klaus explicó que las primeras investigaciones llevan a la conclusión que el tiroteo se produjo a raíz de una “situación doméstica familiar”.

Además, el jefe policial indicó que Davis fue ingresado en un hospital local por “una sobredosis o mala reacción a la droga” y posteriormente fue dado de alta.

Davis, de 1,79 metros de altura, fue visto por última vez ayer huyendo del escenario del crimen vistiendo unos pantalones amarillos y una sudadera azul con capucha.

Autoridades locales y estatales desplegaron equipos tácticos especiales y de vigilancia aérea por el área de la ciudad de Mount Pleasant para encontrar a Davis.

La universidad aconsejó a sus alumnos que no salieran de sus casas y que no se acercaran al campus universitario, situado a unos 112 kilómetros de Lansing, la capital de Michigan.

Eluden debate sobre armas

El líder de la mayoría republicana en el Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell, ha decidido alejarse del debate sobre la violencia armada que impera estos días en el país y ha optado por avanzar la legislación para una reforma bancaria, en vez de tratar el control de armas.

Los republicanos parecen reacios a tomar medidas de restricción al acceso de armas, como la sugerida por el propio mandatario de aumentar a 21 años la edad en la que se puedan adquirir rifles de asalto como el utilizado por el joven de 18 Nikolas Cruz, autor de la masacre del instituto de Florida en el que murieron 17 personas.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad