Viernes 27 de Abril de 2018 - 12:01 AM

Desnuclearización marcará el éxito de cumbre intercoreana

Seúl y Washington decidieron detener sus maniobras militares hoy, de cara a favorecer el acercamiento entre las dos Coreas.
EFE/VANGUARDIA LIBERAL
El presidente surcoreano Moon Jae-in (d) y el líder norcoreano Kim Jong-un (i) se dan la mano antes de su reunión cumbre en la Casa de la Paz, en el Área de Seguridad Conjunta (JSA), en la Zona Desmilitarizada (DMZ), en la frontera pueblo de Panmunjom en Paju (Corea del Sur).
(Foto: EFE/VANGUARDIA LIBERAL)
Tomada Twitter/VANGUARDIA LIBERAL
Moon Jae-in, presidente de Corea del Sur.
(Foto: Tomada Twitter/VANGUARDIA LIBERAL)
EFE/VANGUARDIA LIBERAL
(Foto: EFE/VANGUARDIA LIBERAL )

El éxito de la cumbre que celebrarán hoy las dos Coreas dependerá en gran parte de que logren plasmar en compromisos y acciones concretas la voluntad de desnuclearizarse que ha expresado Pyongyang, según afirmaron expertos.

Muchos analistas son optimistas de cara al histórico encuentro que mantendrán el líder del Norte, Kim Jong-un, y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, aunque también consideran improbable que se alcancen resultados muy concretos a corto plazo y destacan que se trata solo de un primer paso en el proceso de diálogo con Pyongyang.

“Hace un año solo se hablaba de una posible guerra en la península, y ahora estamos ante una cumbre para tratar la desnuclearización y la paz permanente”, destaca el investigador Cho Seong-ryoul, del Instituto surcoreano de Estrategia de Seguridad, quien confía en que la cumbre “sea el inicio de una serie de reuniones regulares” entre Kim y Moon.

“El año pasado fue uno de los más peligrosos de las últimas décadas. Mucha gente subestima lo cerca que estuvo de estallar una guerra en Corea”, señala en la misma línea Andrei Lankov, profesor de Estudios Coreanos de la Universidad Kookmin en Seúl.

Supervivencia

Los observadores coinciden en que este cambio radical ha sido posible por una “conjunción de factores” que incluye la voluntad de supervivencia del régimen norcoreano y los “papeles complementarios” que han desempeñado los líderes del Norte y del Sur, así como el presidente estadounidense, Donald Trump, quien tiene previsto reunirse con Kim a principios de junio.

A la hora de evaluar los resultados de esta primera cumbre, el punto clave sería “cómo clarificar el compromiso para la completa desnuclearización del Norte”, destaca Kim Taehwan, profesor en la Academia Nacional de Diplomacia de Seúl.

El también académico y asesor del presidente surcoreano Kim Joon-hyung cree, sin embargo, que los pasos y compromisos concretos “deben detallarse más adelante”, y que en la cumbre del viernes (hoy) lo esencial es enviar “un fuerte mensaje co

njunto” en esa dirección.

“Ahora no es el momento para hablar de una desnuclearización completa, verificable e irreversible, como reclama la línea más dura de la Administración Trump, sino que se trata de mantener el movimiento iniciado para lograr esa meta a largo plazo”, dice este profesor de la Universidad de Handong.

Lankov, por su parte, se muestra mucho más escéptico y califica de “milagro” que el régimen decidiera abandonar sus armas nucleares, puesto que son “la única garantía de su supervivencia”.

Tercera cumbre

La cumbre de hoy es la tercera entre esos dos países, después de las del 2000 y 2007, que concluyeron sin dar solución a la tensión política en la península coreana ni a los programas armamentísticos del Norte.

La reunión de junio de 2000, en Pyongyang, estuvo presidida por el entonces líder de Corea del Norte, Kim Jong-il, padre del actual líder, y el mandatario surcoreano Kim Dae-jung.

En octubre de 2007 se hizo la última cumbre, de nuevo en la capital norcoreana, con la presencia de Kim Jong-il y el mandatario surcoreano de entonces, Roh Moo-hyun.

El pasado 1 de enero, Kim Jong-un tendió la mano al diálogo con Corea del Sur durante su discurso de Año Nuevo, en el que anunció que su país estaba dispuesto a enviar una delegación a los Juegos Olímpicos de Invierno de febrero.

Tras varios acercamientos entre distintas autoridades de ambos países, el 6 de marzo pasado anunciaron la celebración del encuentro.

Corea del Norte informó el pasado sábado la suspensión de sus pruebas nucleares y de misiles intercontinentales.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad