Domingo 15 de Julio de 2018 - 12:01 AM

Denuncian secuestro de cuatro estudiantes ayer en Nicaragua

Los estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua denunciaron que cuatro compañeros fueron secuestrados ayer por grupos paramilitares, luego de abandonar una iglesia en la que fueron asediados.
EFE / VANGUARDIA LIBERAL
Las protestas contra el presidente Ortega que originaron las revueltas se iniciaron en abril pasado, por unas fallidas reformas en la seguridad social.
(Foto: EFE / VANGUARDIA LIBERAL )

“El día de hoy se ha notificado que al menos cuatro personas fueron secuestradas y por cuestiones de seguridad de sus familiares no podemos revelar sus nombres”, comentó uno de los voceros estudiantiles.

Los secuestrados formaban parte de un grupo de más de un centenar de estudiantes que estaban atrincherados en la sede de la Universidad en Managua y que se refugiaron en la parroquia de la Divina Misericordia, que linda con el recinto universitario, luego de que fueran atacados por paramilitares y parapolicías.

Tras pasar la noche bajo asedio, en la mañana de ayer una delegación de la Iglesia Católica y la Cruz Roja fue hasta el templo y sacó a los estudiantes, que fueron trasladados hasta la Catedral.

Desde allí y varias horas después, algunos alumnos se dirigieron a sus hogares, un tránsito en el que cuatro fueron secuestrados, según denunciaron sus compañeros.

En el interior de la parroquia de la Divina Misericordia murieron dos estudiantes que resultaron heridos en el asalto de los grupos paramilitares y parapoliciales encapuchados.

El grupo de estudiantes denunció que los encapuchados iban “armados con fusiles de guerra” y afirmaron que sus compañeros “murieron porque se impidió la entrada de ambulancias de la Cruz Roja al perímetro de la iglesia”.

De regreso a la libertad

Los estudiantes, que se encontraban atrincherados desde el pasado viernes en la parroquia Divina Misericordia, en Managua, junto a tres periodistas, médicos y sacerdotes, salieron en vehículos, camionetas y un bus hasta la Catedral Metropolitana, escoltados por obispos y la Cruz Roja nicaragüense.

Los jóvenes fueron entregados a sus familiares en el jardín trasero de la Catedral Metropolitana de Managua, con la presencia del cardenal Leopoldo José Brenes y el nuncio Apostólico Stanislaw Waldemar Sommertag, en medio de cánticos religiosos y el himno nacional nicaragüense.

Los estudiantes fueron recibidos por una multitud que coreaba canciones de protesta como “el pueblo unido jamás será vencido” y levantaban el puño en señal de victoria.

Los jóvenes, que estuvieron más de 16 horas encerrados en el templo, fueron abrazados por sus madres, hijos y otros familiares quienes lloraban de emoción al verlos con vida.

Previo a que salieron los estudiantes de la parroquia, cientos de nicaragüenses se plantaron cerca del lugar para demandar que se dejara salir a los estudiantes y se les respetaran sus derechos.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad