Miércoles 25 de Abril de 2018 - 09:20 AM

Con mucho contacto, Trump y Macron dejan ver su gran relación de amistad

El presidente de EE.UU., Donald Trump, y su homólogo francés, Emmanuel Macron, brindaron hoy por su inesperada amistad en una cena de Estado organizada por la primera dama estadounidense, Melania Trump, en honor al dirigente galo.

"En ambos lados del océano, hace unos dos años, muy pocos habrían apostado a que estuviéramos hoy aquí juntos", dijo Macron en su turno del brindis.

"Muchos -añadió- hablan sobre nuestra amistad, pero creo que eso nos ayuda a alcanzar nuestros objetivos".

Macron destacó que esta alianza renovada entre Francia y EE.UU. ya ha permitido, por ejemplo, el ataque de hace dos semanas de la mano del Reino Unido al Gobierno de Bachar al Asad en Siria.

Lea también: Trump quiere que Kim “se deshaga de misiles nucleares”

Trump, por su parte, también aludió a la "larga historia" de amistad entre las dos potencias: "Que nuestra amistad crezca aún más, que nuestra alianza sea aún más fuerte, y que nuestra sagrada libertad nunca muera".

La primera dama estadounidense acudió a la cena con un vestido Chanel pintado y bordado a mano, mientras que la esposa de Macron, Brigitte, acudió con un modelo Louis Vuitton.

De hecho, el propietario de LVMH, Bernard Arnault, fue uno de los invitados por la delegación francesa a la cena de Estado.

Le puede interesar: Detienen al conductor de furgoneta que arrolló a personas en Toronto

Entre los invitados estadounidenses destacaron el CEO de Apple, Tim Cooke; el ex secretario de Estado Henry Kissinger; y el actual director de la CIA y candidato de Trump a la Secretaria de Estado, Mike Pompeo.

Ningún dirigente demócrata acudió a la cena, en la que sí hubo numerosos cargos republicanos.

La de hoy fue la primera cena de Estado organizada por Trump desde que llegó a la Casa Blanca hace más de 15 meses, algo que no es habitual.

Vea también: Un cartel de drogas sería el culpable del atroz crimen de tres estudiantes mexicanos disueltos en ácido

Los Trump prepararon un festín con acento francés para la cena de Estado con jambalaya, un plato de arroz con pollo, jamón y langostinos típico de la gastronomía cajún de Luisiana.

También se sirvieron costillas de cordero, verduras del jardín de la Casa Blanca, tarta de nectarina con helado de crema fresca y vinos con "alma francesa y suelo estadounidense".

Macron concluirá este miércoles con un discurso ante el Congreso la visita de Estado que empezó el lunes y en la que ha dado mucho que hablar por sus gestos de afinidad con Trump.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad