Publicidad
Dom Dic 17 2017
20ºC
Actualizado 02:56 am
Martes 18 de Abril de 2017 - 03:00 PM

‘Paseos de olla’ ¿Cómo disfrutarlos sin dañar la naturaleza?

A algunas familias y grupos de amigos les encanta gozar de divertidos paseos a ríos y quebradas, hay quienes acostumbran realizar asados, sancochos, beber cerveza o consumir cualquier otro tipo de producto. Este sin duda es un plan fascinante. El problema es cuando al finalizar la entretenida jornada, las basuras quedan reinando en el hábitat natural.
ARCHIVO / VANGUARDIA LIBERAL
Río Huertas en Vado Real, Santander.
(Foto: ARCHIVO / VANGUARDIA LIBERAL)

Las fuentes hídricas de Colombia tienen una problemática en común: la contaminación. Producto de las industrias, de la mala disposición de aguas residuales y de varios factores o prácticas nocivas, los ríos y quebradas sufren la desconsideración del accionar del hombre. A esto, se le suma el abandono de desechos de aquellos grupos de personas que acostumbran disfrutar de un paseo a las orillas de los ríos, quebradas o lagos.

Es común, en la cultura colombiana, que el plan de domingo sea disfrutar de las bondades de la naturaleza, realizar un asado o un suculento sancocho en las riberas de los afluentes, algunos beben cervezas y hay quienes incluso acostumbran consumir otro tipo de bebidas embriagantes al son de la buena música y una tarde soleada. El problema está cuando finaliza la jornada recreativa y las latas de gaseosa, cerveza, las botellas vacías de agua, los empaques de comida, desechables e insólitamente residuos como pañales sucios y toallas higiénicas quedan a la deriva, contaminando el medio ambiente.

La voz del experto

Jairo Puentes Bruges

Docente de la Maestría de Ciencias y Tecnologías Ambientales de la Universidad Santo Tomás de Bucaramanga.

Cuando uno ensucia el río o la rivera del río, se está perjudicando uno mismo. Generalmente la gente va a unos sitios específicos donde se está haciendo un paseo de olla, pues lógicamente uno va una vez y si lo deja sucio y llega otro y lo ensucia, pues cuando uno regrese va a encontrar ahí un basurero, entonces el principal perjudicado es uno. Cuando protegemos esos sitios, tanto la rivera como el agua del río, pues obviamente nos estamos beneficiando nosotros mismos.

Y lo otro que hay que tener también pendiente, aparte de los problemas de contaminación, es el fuego, se han iniciado en algunos casos problemas de incendios forestales, porque la gente no tiene la precaución de apagar esas fogatas que se hacen.

Lógicamente esos paseos son buenos, todo el mundo los disfruta, son saludables, pero hay que hacerlos correctamente, dejar el sitio como uno lo encontró, o más limpio si se puede.

Por ejemplo, el Río de Oro hace 30 o 40 años, era un sitio donde la gente hacía sus paseos, este río se dañó no tanto por los paseos de olla, sino por todas las aguas negras que vienen del área metropolitana, claro lógicamente que todas las aguas residuales domésticas, las aguas industriales, contaminan mucho más que los paseos de olla, pero de todos modos eso no es justificación para no hacer las cosas bien.

Las gachas

La quebrada Las Gachas, es un verdadero santuario natural, es considerado el Caño Cristales de Santander, por su majestuosidad y belleza. En este paradisíaco lugar, el turismo desenfrenado arrasó con su magia, allí reina ahora la contaminación y los desechos de aquellos que lo frecuentaban para gozar de paseos en sus ‘jacuzzis’ naturales.

“Eso ha pasado en varias regiones del país, pero ese es el turismo mal hecho, porque en la mayoría de los países avanzados lo que se hace es el turismo ecológico, pero aquí el turismo es completamente desordenado, eso se da también en los parques nacionales, en la costa incluso en la zona de playas, es lo mismo, la gente arroja basuras en grandes cantidades”, explica el experto en el tema Jairo Puentes Bruges.

Preguntas y respuestas

Ingeniero Hernando Hermida Castillo

Decano de la Facultad de Ingeniería Ambiental en la Universidad Santo Tomás

¿Cómo influencia la falta de cultura ciudadana en la contaminación de ríos y quebradas a la hora de realizar los populares ‘paseos de olla’?

Aún prevalece en el grueso de la sociedad un desconocimiento de los impactos ambientales que se pueden causar, cuando no se hace un uso responsable de los recursos naturales...Lamentablemente, el concepto de cultura ciudadana, aún no ha logrado permear de manera eficiente en las actitudes de los ciudadanos, por el contario, este parece alejarse cada vez más del quehacer y ser ciudadano, derivando en comportamientos irresponsables con el medio natural y causando impactos negativos al mismo. Para el caso de los ´paseos de olla’, las deficiencias en la construcción de una cultura ciudadana, se ven reflejadas en toneladas de residuos, que quedan abandonados en las rondas de los ríos, que afectan el ciclo natural de los ecosistemas y aumentan las probabilidades de riesgo y desastres naturales.

¿Qué recomendaciones se podrían entregar a las familias que acostumbran efectuar paseos en los ríos y quebradas?

Es recomendable en este tipo de actividades hacer un uso responsable de este medio natural, recolectar los residuos generados, evitar los vertimientos de combustibles u otras sustancias tóxicas a los cuerpos de agua, evitar dejar fuego encendido y lo más importante, tener claro que este espacio natural se debe preservar para el goce y el disfrute de las próximas generaciones, en mejores condiciones a las de hoy.

¿Cuál sería la mejor estrategia para preservar las fuentes hídricas sin llegar a la prohibición de este tipo de actividades recreativas?

La mejor estrategia para realizar este tipo de actividades está en la implementación de instrumentos de educación ambiental en los centros educativos, socializar a la comunidad los principales riesgos ambientales, sociales y económicos que se pueden causar, al hacer un uso inadecuado de los recursos naturales, e implementar campañas de sensibilización relacionadas con la corresponsabilidad del cuidado del medio natural.

Dato:

“Es un problema nacional grave, todo esto tiene que ver con la educación, creo que lo que se debe hacer es un gran esfuerzo educativo”: Jairo Puentes Bruges.

Para tener en cuenta:

Al planear un ‘paseo de olla’, tenga en cuenta que la cultura ciudadana debe relucir, es importante cuidar el planeta, recoger las basuras producto de la jornada recreativa y tratar de dejar el entorno natural lo más limpio posible.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad