Publicidad
Jue Nov 23 2017
21ºC
Actualizado 07:17 am
Viernes 04 de Noviembre de 2011 - 12:01 AM

Salario mínimo prudente

Se comenzó a hablar de salario mínimo. Y según el Minhacienda, se debe tener prudencia.

Claro que no vaya a ser muy alto, porque los pobres trabajadores se intoxican si les dan un peso más.


Y como colación, el desempleo bajó a un dígito. Esto impide que se suba el salario, pues entonces los empresarios no pueden dar más trabajo, se rompe el equilibrio y los pobres ricos pueden entrar en quiebra.


Es el consabido cinismo de siempre. Si se sube el salario mínimo para que al trabajador le alcance para tomar agua de panela y pan, entonces se dispara la inflación, se desequilibran las finanzas del Estado y claro, los ricos tendrán que empezar a hacer dieta y esto ¡jamás! Los únicos que pueden aguantar hambre son los pobres, ellos que mediante su esfuerzo, trabajando de sol a sol hacen que crezca la economía.


Lo curioso es que nadie habla de prudencia en los precios que a fin de año se disparan como cohete. Ya subió el pollo, los huevos la papa y la canasta familiar se reducirá a su mínima expresión. Y como colofón, a partir de noviembre sube la gasolina, lo que incide en todo, sin tener en cuenta que diciembre es el mes de las alzas, porque es diciembre, de amor, paz, alegría y carestía.


Pero hay un consuelo: la economía está bien, muy bien. ¿Y eso en qué nos beneficia a los de abajo?

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad