Publicidad
Lun Ago 21 2017
20ºC
Actualizado 05:58 pm
Miércoles 16 de Noviembre de 2011 - 12:01 AM

Propio de algunos personajes y su materia gris

La mano y el cerebro de nuestros dirigentes en el gobierno y otros que se han autodenominado veedurías ciudadanas quedan al desnudo con la obra del Parque Santander.

Será que a estas alturas creen que su rol como autoridades y representantes de la sociedad ha evolucionado de la mano de la realidad que hoy vivimos en nuestro medio. El aporte que con la remodelación pretendían darle a la ciudad nos permite concluir que la mentalidad de pueblerinos tercermundistas no evoluciona en esta era de la globalización. La conversión prevista de la calle 35 y la carrera 20 en vías peatonales con acceso vehicular restringido es para esta ciudad carente de vías el mayor despropósito. La periferia del parque la utilizábamos quienes nos dirigíamos al antiguo corazón de la ciudad como retorno, cuando observábamos la característica congestión por las marchas y manifestaciones. Una alternativa para mejorar la movilidad en grandes urbes es restringir el acceso vehicular a zonas de por sí congestionadas. Si nos detenemos a pensar que la calle 36 no permite cruces a la izquierda, concluimos que las alternativas de retorno serán las carreras que van orientadas de sur a norte para tomar la calle 35, vetada para tráfico automotor por cuenta del mercado persa en que la convirtieron sus planeadores y gobiernos sucesivos y que una vez se concluya la obra se ampliará alrededor del emblemático parque.


Se desaprovechó una gran oportunidad para construir un gran parqueadero subterráneo bajo el parque, en una ciudad carente de espacios para desarrollarlos. Otra opción pudo ser la de convertir el subsuelo en un pasaje comercial, para congregar de manera organizada a parte de los invasores.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad