Publicidad
Jue Sep 21 2017
25ºC
Actualizado 11:41 am
Lunes 26 de Diciembre de 2011 - 12:01 AM

La alegría de la Navidad

La modernidad nació para hacer feliz a la gente; desde las primeras máquinas para hacer el trabajo de los humanos, hasta las nuevas tecnologías nos facilitan todo. El deseo de ser felices en el mundo, va en aumento y cada día la sociedad de consumo se inventa nuevos índices para lograrlo.

Pero sea lo que se entienda por felicidad, éxito, fama, sexo, riquezas, etc. en una reciente encuesta acaba de ubicar a los sacerdotes, por su vocación espiritual y su ayuda a los demás, como la profesión más feliz del mundo. De todos modos, hay una época especial del año, diseñada para hacer más alegre y feliz a la gente: diciembre. Por eso la Navidad se prepara cuidadosamente, las casas y calles se llenan de luces, papás Noel, ricas comidas y licores, se intercambian regalos entre familiares y amigos; la gente se emborracha, canta, llora y tiende a divertirse en un frenesí social, sin preocuparse mucho por lo que en realidad significa la Navidad.


¿Pero qué se esconde detrás de este desborde de felicidad decembrina? Por lo general, estas fiestas dejan muchos recuerdos imborrables: nostalgias de seres queridos, derrotas en el corazón, excesos y errores cometidos, placeres fugaces que sólo dejan vacíos, y quizá varias deudas para pagar el año entrante. Todo esto nos indica que hay mucha verdad en la encuesta sobre la profesión más feliz del mundo, ya que los sacerdotes sin dejar de ser hombres o aislarse de la sociedad, al llevar a Dios en su corazón y trabajar por sus hermanos, debe producirles mucha alegría y felicidad. Ellos nos deben servir de ejemplo para vivir el verdadero sentido de la Navidad, sin que la sociedad de consumo nos imponga cómo y cuándo debemos estar alegres y felices.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad