Publicidad
Mar Sep 19 2017
23ºC
Actualizado 10:04 am
Miércoles 25 de Enero de 2012 - 12:01 AM

Contraréplica

Por las ramas pretende irse el constructor Horacio Blanco Guarín (más no por las de las decenas de especies nativas arrasadas para su desarrollo constructivo), al intentar aclarar las intenciones que por política de su empresa, según sus propias palabras, “no se ha procedido a iniciar operaciones con la planta de concreto”.

“Aunque  se había iniciado su instalación, fue suspendida a solicitud de los vecinos, por su inconveniencia”.

Si bien no se ha puesto en marcha la operación de la planta, hecho que no se puede dar mientras los entes que deben intervenir ajustados a las leyes no expidan las respectivas licencias que deben tener en cuenta el impacto ambiental que representa el hecho de haber iniciado su instalación en zona protegida por DMI, por tratarse de una zona de reserva forestal, por donde además corre la quebrada La Flora, que se vería condenada a desaparecer, de recibir los lixiviados sin el necesario tratamiento biológico antes de desecharlos. Que necesariamente generaría la planta de concreto cuya instalación fue suspendida a pesar de la necesidad manifiesta para reducir costos de transporte desde la central de mezclas. El remedio temporal ha sido recurrir a los trompos o mixers que desde horas de la madrugada transitan por las carreras 40 y 42, generando ruidos y destruyendo las pocas y ya escasas vías transitables existentes en la ciudad, que para el caso de esta construcción no se conocen resultados de estudios y monitoreo de impacto ambiental de movilidad que determinen el grado de contaminación por emisión de agentes contaminantes propios de  fuentes móviles de carga pesada y las dificultades para transitar que debemos soportar los residentes en  el área de influencia afectada, quienes no nos oponemos al progreso urbanístico, pero sí  estamos decididos a exigir que no se haga por encima de nuestros derechos a mantener la calidad de vida que logramos al determinar ubicar nuestras residencias en este pulmón,  que hasta hoy ha sobrevivido a la depredación ya característica en nuestra ciudad, como consecuencia del interés codicioso de empresarios de la construcción y funcionarios que necesariamente intervienen en estos procesos.

Hemos querido los vecinos alertar a los bumangueses sobre la inminencia de un mini santurbán, como consecuencia de la  creación de una sucursal del Café Madrid en pleno corazón residencial. El tiempo dirá si la información que en edición pasada expresé era “absolutamente falsa”.

Publicada por
Su voto: Ninguno (4 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad