Martes 28 de Febrero de 2012 - 12:01 AM

El desplazamiento

El desplazamiento terrestre tanto en las ciudades como en despoblado es muy complicado. En Bucaramanga el desorden por todos conocido es tal, que para evitar sinsabores es preferible utilizar el ‚Äúbus de don Fernando‚ÄĚ, un ratico a pie y otro ratico caminando y eso cuando en las aceras los veh√≠culos mal parqueados nos permiten caminar.

En d√≠as pasados fui hasta Tol√ļ, en autom√≥vil, por disfrutar del mar y las bonitas playas de "El Franc√©s", pero regresa uno sin deseos de volver, pues en la v√≠a solo se encuentran peajes, pasos restringidos, veh√≠culos accidentados y toda clase de obst√°culos. El trayecto de Bosconia al Carmen de Bol√≠var se encuentra en p√©simas condiciones de servicio sin que se observe gesti√≥n oficial alguna. Regresamos el 15 de febrero y encontramos que en las estaciones de servicio no vend√≠an combustible, porque estaban en huelga los se√Īores gasolineros. Llegamos a Pailitas y ah√≠, despu√©s de tres horas, logramos conseguir, repagada, una pimpina de gasolina de contrabando, con la que logramos llegar a Bucaramanga en la noche. Al d√≠a siguiente me enter√© que los pasajeros del aire tambi√©n sufr√≠an penalidades por disposici√≥n de los "controladores" .


Definitivamente en este país estamos arregladitos.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad