Publicidad
Sáb Sep 23 2017
20ºC
Actualizado 08:28 am
Sábado 17 de Marzo de 2012 - 12:01 AM

Descubriendo, después del tiempo

Siempre he creído que demasiada tolerancia lleva al caos y por ello la disciplina, el control y una política real sobre diferentes aspectos de la ciudad es la solución ante la evolución y crecimiento demográfico.

Adelantarse en normatividad de control, ofrecer opciones de educación y formación en cultura de respeto, es una de las obligaciones estatales; debe ser un compromiso ciudadano dejarse regir por unos parámetros establecidos como normatividad para una convivencia ciudadana y una mejor calidad de vida en nuestro hábitat.  


¿Sera la culpa de todos? Claro que sí. Uno de los lamentos es las ventas ambulantes; la gran mayoría compramos en la calle y así patrocinamos el incremento de las mismas. La movilidad es un sentir para quienes desde temprana edad hemos vivido en la llamada “Ciudad Bonita”, que ahora de complemento está adornada con huecos, habitantes de la calle y basuras; complementan el cuadro la inseguridad y el crimen. Si analizamos, todo se incrementó por falta de autoridad, tolerancia con los sitios de distribución de alucinógenos y permisividad para la venta de licores hasta avanzadas horas de la madrugada en cualquier local disfrazado de cafetería.


Para una buena solución todos los medios de comunicación deben comprometerse. Hagámoslo, cambiemos de actitud. De cada uno es la responsabilidad.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad