Publicidad
Vie Nov 17 2017
21ºC
Actualizado 06:39 pm
Lunes 26 de Marzo de 2012 - 12:01 AM

Hemos descuidado la mejor empresa

Desde hace ya varios años, la empresa familiar que con tanto amor y entusiasmo habíamos formado, en muchos hogares pasó a un segundo plano.

Ahora nos preocupa más tener una casa lujosa, un automóvil nuevo, comprar una finca o agrandar el negocio, antes que tomar más responsabilidad en la formación y orientación de nuestros hijos, en compartir más tiempo con ellos y ser ejemplo en la vivencia de valores y principios morales en el transcurso de nuestra existencia.


Hoy, muchos padres no saben dónde ni con quién andan sus hijos, y les da lo mismo que lleguen a la casa a las 9 de la moche o a las 3 de la madrugada borrachos o enajenados por los alucinógenos. No les advierten los peligros a que se exponen al andar en ese estado a altas horas de la noche, cuando el licor y las drogas prohibidas les anulan la voluntad y les es más fácil iniciar peleas y hasta quitarle la vida a sus mejores amigos, como lo hemos visto en los noticieros. Después vienen las lamentaciones y los duelos cuando es demasiado tarde.


Urge pues, una toma de conciencia para no dejar a la deriva a nuestros niños y adolescentes.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad