Publicidad
Sáb Ago 19 2017
23ºC
Actualizado 02:37 pm
Lunes 26 de Marzo de 2012 - 12:01 AM

Comentarios

Ante la obsesión de algunas personas de querer borrar las huellas del tiempo, encuentro una frase que lo dice todo: “Un rostro sin arrugas es como un libro en que no se ha escrito absolutamente nada”. La vanidad es innata al ser humano, pero al extremo no es bueno.

La vida está llena para algunos de recuerdos y para otros de vivencias y realizaciones. Ella es fascinante, solo hay que mirarla a través de las gafas correctas y así vivir con ilusiones.


Pasando a otro tema, es muy satisfactorio que los canales de televisión presenten programas para toda la familia como el de: “Yo me llamo”. En él se premia el poder de superación y también se observa cómo aceptan con humildad sus derrotas. También es interesante el espectáculo de los presentadores por sus opiniones encontradas. Por el contrario hay un repertorio de novelas que no aportan absolutamente nada.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad