Publicidad
Jue Nov 23 2017
20ºC
Actualizado 09:45 pm
Jueves 12 de Abril de 2012 - 12:01 AM

Tonto espectáculo

Los militares secuestrados por la guerrilla duraron algunos más de 5.000 días en la selva, al sol y al agua y mal alimentados, durmiendo en cambuches y soñando con las borrosas imágenes de sus hijos, esposa y familiares y anhelando el día de su reencuentro.

Ese día llegó y lo que debía ser un emotivo encuentro en la pista del aeropuerto, con sus hijos corriendo a abrazarlos y una imagen de una familia arrodillada elevando sus brazos al cielo y llorando de alegría, no se dio. Lo que vimos es que cada uno bajaba con una médica o una sicóloga que lo escoltaba y los abrazaba como si se les fuera a perder, limitando su respuesta

emocional y frustrando ese momento tan especial. Después se los llevan a un hospital a hacerles “estrictos chequeos médicos”, como si no hubiera otro momento para esos menesteres. Qué carajo, si se ve a lo lejos que están sanos. Alguno traerá paludismo o leishmaniosis, pero ya habrá tiempo para eso. Dejen que se encuentren con lo más importante- con su familia- Que vayan directo a sus casas a la fiesta que les tienen preparada. Pero no hay que hacer show.

5.000 días en la selva y al llegar lo llevan a un hospital.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad