Martes 30 de Enero de 2018 - 12:01 AM

HAGASE OIR

La autoridad

La autoridad

Sin respeto no la hay. Comencemos por el hogar, si los padres no se han ganado el respeto, la autoridad hacia los hijos no funciona, porque ellos son los jueces más severos que tenemos.

Igual sucede en el ambiente político, nadie cree en las instituciones del Estado, porque las personas que la conforman solo han pensado en su bienestar y han perdido credibilidad ante el elector y primer beneficiario del sector público.

La autoridad es una conquista del ser, no del tener, los humanos sentimos respeto ante quien se lo ha ganado por méritos propios, con servicio a los demás.

Chepita Jaimes Conde

¿Quién defiende

a los pensionados?

Inadmisible, por decir lo menos, la forma como el Gobierno irrespeta, manosea, humilla y se burla de ese conglomerado de personas adultas mayores, que años atrás con su esfuerzo, dedicación, sacrificio, abnegación le ofrendaron a la patria su juventud y sus mejores años, tanto en la actividad pública como en la empresa privada.

Cómo reaccionar ante esta gran injusticia al determinar el reajuste anual del salario mínimo 5,9% año 2018 a todos los trabajadores de Colombia y disminuir este monto al 4,09% a los pensionados, argumentando un ajuste igual a la inflación del año 2017, causado por los errores y desaciertos de un sistema económico que protege y beneficia en alto grado la desigualdad.

Dónde quedó la promesa y el discurso mentiroso del Gobierno proclamando que para este año 2018 el reajuste al salario mínimo sería igual para los trabajadores y pensionados.

Recordemos que la mesada pensional del 80% de pensionados está entre uno y dos salarios mínimos.

¿Quién podrá defendernos?

Rafael Cornejo González

No más ruido

Así gritaban varias personas residentes en Copacabana (Antioquia), vecinos de establecimientos ruidosos, que no les permiten descansar ni dormir. Con “pancartas” de no más ruido. Fueron enfrentados de forma violenta con palos, botellas y piedras, causándoles heridas.

En la trifulca que mostró el noticiero de Caracol se ve la gravedad y magnitud del problema causado por los propietarios de dichas cantinas y bares.

El mismo día 25 de enero, en Funza (Cundinamarca), la policía acudió ante llamada telefónica a un sitio donde tampoco los ruidosos dejaban en paz a sus vecinos. ¡Ahí fue Troya! Los enfrentaron con palos y machetes, dañando inclusive las motocicletas.

Es que los ruidosos por complacencia de las mismas autoridades, por demasiada tolerancia de los vecinos han propiciado que estos casos se generalicen desde hace mucho tiempo; conllevando a creer el infractor de la ley que está en todo sus derecho a fastidiar y delinquir.

Pobre pingo el que se les atraviese, porque en estado de embriaguez y por el alto volumen de los aparatos de ruido, son capaces y con poco juicio de enfrentarse a la misma Policía. Esto ocurre en todas las ciudades y a toda hora. Los colombianos “Somos muy felices”.

Ramón María Correa Ariza

Seamos Historia

Vuelve a las aulas las clases de Historia y por ende sus profesores hoyen el olvido.

Si yo fuera Ministra de Educación (¿acaso cualquiera no puede serlo?) acabaría con el bachillerato que de nada sirve en una carrera profesional.

Abraham Lincoln no necesitó ser bachiller para gobernar esa potencia mundial.

Acá, sabiendo medio leer y escribir lo demás viene por añadidura y esas añadiduras pueden ser el Congreso, el Concejo y otros cargos por votación popular, sin descartar que en esos cargos haya docentes que necesitan de esos innecesarios útiles.

PD: Iván Duque se hace moler por la honorabilidad de Álvaro Uribe.

No hay molinos para tanto cacao.

Graciela de Salcedo

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad