Publicidad
Vie Nov 17 2017
20ºC
Actualizado 06:39 pm
Jueves 13 de Julio de 2017 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Muerte a visitantes

Muerte a visitantes

El título de esta columna es el lema de las barras bravas del equipo Alianza Petrolera de la ciudad de Barranca. En el costado occidental del estadio, estos vándalos del fútbol, armados con cuchillos, palos y piedras, la emprendieron contra una delegación de hinchas del equipo Atlético Bucaramanga, que departía en una tienda antes de ingresar al estadio. Agredieron a un joven con cuchillo simple y llanamente por usar la camiseta del equipo leopardo. Y a todos los amenazaron si no les daban dinero para la boleta para ver el partido. Esto porque en ese sector del estadio no había un solo agente de policía. Todos los oficiales se hallaban en el costado oriental vigilando y requisando el ingreso de las personas al escenario deportivo. Enterados de lo ocurrido, enviaron personal hasta que todo regresó a la calma.

Muchos hinchas del Bucaramanga decidieron botar sus camisetas para evitar problemas. Después del partido, los vándalos del Alianza Petrolera se enfrentaron en las afueras del estadio con sus émulos del Atlético- fortaleza leoparda- sin que se tenga noticia de las consecuencias de lo ocurrido.

Dámaso Londoño

Pensar en nuestros

semejantes

¿Que significa amar? Significa ser sensible a la vida, a las personas, a las cosas; tener sentimientos hacia todo y hacia todos, sin excluir nada ni a nadie.

Todo esto es para preguntar, ¿alguna vez te has detenido o agachado a quitar del camino una cascara de mango, de maduro de la vía, o andén con el fin de si no te caíste no se caiga nadie? Eso es un principio básico de desearle el bien a todo nuestro prójimo, y ahí empieza la frase “ por el bien mío y el de toda la humanidad”, que hermoso fuera que todos los seres empezáramos a pensar en los demás, y cada cosa que hagamos bien se nos devuelve en bien para nosotros, el recoger una cáscara del suelo no nos hace menos que nadie, solo evitaremos que haya un accidente.

María Eugenia Mantilla

Una tramitación de

dudosa ortografía

Casi en todo, en la mayoría de actividades gubernamentales aparece la talanquera que hace que lo fácil se complique y hasta impida que un acto que aparentemente se puede llevar a cabo, se vuelva imposible.

La noticia de que un señor encuentra un bebé de minutos de nacido abandonado dentro de una bolsa, descubra que está vivo, con la rapidez de un solícito padre lo lleva a un centro asistencial y piense inmediatamente en adoptarlo, toda vez que su hogar siempre ha deseado un varón y se dispone a cumplir su deseo. Le pone por nombre Ángel, es un ángel que posiblemente va a llevar felicidad a su hogar.

Pero, saltó el pero, el Icbf no se lo permite, debe llevarlo allí y esperar no se sabe cuánto tiempo para legalizar la adopción y con el agravante de que posiblemente no le entreguen en adopción a su ángel. sino alguno que quizá le corresponde como en una lotería.

Cualquiera con un dedo de frente se pregunta, las normas se hicieron para facilitar trámites o para complicarlos. Esperemos que muy pronto ese Ángel tenga un hogar, ya que no tuvo madre que doliéndole haberlo parido, lo haya abandonado cual si fuera un gato.

Tobías Herrera Méndez

Envés II

Hipérbole, metáfora, chiste de mal gusto, o realismo mágico.

Parece que el Tsunami de la corrupción tocó gran número de instituciones gubernamentales en Colombia. Ahora es fácil encontrar policías que corren a capturar a otros policías por insurrectos o corruptos; unos agentes investigadores del CTI, que detienen a otros agentes investigadores del CTI, por conductas licenciosas; unos jueces de la República que procesan e indician a unos iluminados magistrados envueltos en marrullas o entuertos judiciales, cual protervos hombres que no cumplen con la misión encomendada.

Un secretario de seguridad que contrata a una gavilla de delincuentes, para que delaten y ayuden a capturar a otra jauría de maleantes de la misma traza, de la misma calaña. Para no alargarles más el cuento, encontramos también que un director de un hospital público, transforma a esta entidad en un centro de intervenciones quirúrgicas para particulares o recomendados.

Renzo Orlando Gutiérrez

Rivera

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad