Publicidad
Mié Nov 22 2017
20ºC
Actualizado 05:44 am
Jueves 20 de Julio de 2017 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Mentes excretoras

Mentes excretoras

Si la boca la convierten, en aparato excretor, a algunas mentes malsanas, debemos tener temor, / la boca lanza al aire, del cerebro el producido, asfixiando al transeúnte, con su letal contenido.

Una mente enferma puede, destruir medio país, y la honra de los buenos, arrancarla de raíz, en Facebook y Twitter ya, están haciendo excreción, algunas mentes perversas, de mala reputación.

Estos medios que deberían, patrocinar la cultura, ahora se han convertido, en demostrar incultura, / hay comentarios soeces, carentes de fina pluma, demostrándole al lector, que su cultura es ninguna.

La perfidia y la mentira, son su bandera a mostrar, si les dicen la verdad, empiezan a conspirar, son buenos patrocinadores, de la venganza y el odio, y con estas artimañas, buscan subirse al podio.

Es bueno frenar la lengua, y al cerebro oxigenar, antes de estas dos máquinas, ponerlas a funcionar, la verdad es la verdad, y duele cuando aparece, a algunos desprestigia, y a otros los enaltece.

Hugo Fernelly González G.

Qué hacer con la TV

El cambio generacional que estamos experimentando los colombianos mantiene arrinconado y perplejo a todo un sector humano que aún resiste con dignidad en medio de este caos y crisis de humanidad en el que prevalecen el deshonor, el odio social y la intolerancia a flor de piel.

Aquí el desprecio por la vida se volvió absoluto; cualquiera puede ser asesinado en cualquier parte por alguien a quien jamás ha visto; los asaltos y hurtos a las personas están a la vuelta de la esquina; los asaltos a mano armada a negocios y almacenes son pan de cada día; y todo ese vandalismo con “pelos y señales” es la materia prima de los noticieros de TV, “la repetición de la repetidera” ;y los demás contenidos. “Telebobelas” sin mensaje o películas cargadas de sexo, armas y violencia, elementos que son caldo de cultivo de esta realidad que ha degradado y envilecido la vida de los colombianos. ¿Qué hacer para tener una TV más auto regulada y que no contribuya más a la de aculturación de esta sociedad? Tiene la palabra la ANTV

Carlos Martínez Rojas.

¿Con qué criterio se hará el reparto?

Acabo de leer la noticia que 16 municipios de Santander fueron escogidos para ser beneficiarios de las participaciones o regalías del Isagén por concepto de la hidroeléctrica de Topocoro o Hidrosogamoso y entre ellos se encuentra Valle de San José y Ocamonte.

Si es por el aporte a la presa de las aguas del río Fonce, han debido tener en cuenta que este río lo forman el Táquiza y el Pienta, que recorren todo el municipio de Charalá y allí se unen para formar el cauce del primero.

Luego han debido incluir a este municipio para las citadas regalías. Sin embargo, vemos con extrañeza que no está en la lista. De esta manera se estaría violando el principio de igualdad.

Angel de Jesús Gómez Reyes.

El negocio socio

Los inventores e ingenieros diseñaron las primeras máquinas y aparatos eléctricos con la idea que cada uno de ellos debiera funcionar bien por muchos años.

Entonces los comerciantes vieron la forma de vender el placer de lo nuevo. Del placer se derivaron dos tendencias comerciales: el fiasco de la acumulación y el desacierto de comprar, tirar, comprar.

Ambas tendencias son nefastas para el ambiente. El origen de estas torpezas se remonta a las decisiones que se tomaron con la economía después de las recesiones, y fue en ese momento deslucido cuando por desgracia se puso en marcha la producción en serie de aparatos eléctricos baratos, cuya principal característica era la de fallar en un periodo de tiempo determinado, cuando ya la garantía estuviera vencida, cuando no existieran los repuestos o de haberlos fueran muy costosos, pero lo principal era que estuvieran pasados de moda y que ya estuviera a la venta un nuevo modelo de dimensiones diferentes.

Es la pobreza de espíritu la que llena al mundo de 7.000 millones de toneladas de desechos eléctricos y electrónicos por año.

En la actualidad prevalece el estilo de vida despilfarrador de una industria que no satisface la angustia del anhelo de ser ricos y del miedo a que los confundan con pobres.

Federico Villalobos, BSc, MSc.

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad