Publicidad
Sáb Nov 18 2017
19ºC
Actualizado 07:08 pm
Miércoles 26 de Julio de 2017 - 12:01 AM

HAGASE OIR

El Alcalde tiene

El Alcalde tiene

toda la razón

El alcalde Rodolfo Hernández no podría estar más acertado en todo lo que ha dicho sobre el senador liberal Horacio Serpa. Es más, se podría decir incluso que se quedó corto y es que basta con hacer un breve repaso de lo que ha sido la vida pública de ese político, con el Proceso 8.000 encima, sus siempre cuestionables amistades políticas y ni qué decir de sus acciones clientelistas y politiqueras por donde se miren, para saber que es precisamente gracias a personajes como ese que el país está como está. Serpa es el más digno representante de la venenosa clase política colombiana a la que hay que derrotar algún día en elecciones.

Hernando García P.

Los que critican

y no aportan

En las columnas de opinión aparecen aportes escritos que lo único que ven o imaginan es lo negativo de los sucesos que a diario suceden sin investigar o apersonarse si son verdad o mentira, únicamente valiéndose de la información que dan los medios de comunicación creando pensamientos de incertidumbre y a veces zozobra entre la comunidad: “Todo es destinado para los combatientes de las Farc”. “A un guerrillero desmovilizado el gobierno le va a dar $1.800.000 mensuales durante 4 años y $1.000.000 más una vez para formalizar un proyecto de trabajo”, da un total de $87.400.000, en 4 años. Es cierto, pero veamos: Un estudiante de un colegio público que recibe formación de 5 profesores que imparten 5 asignaturas diferentes diariamente y cada profesor recibe $1.800.000 mensuales durante 13 años de 10 meses cada año, que dura el pre kínder, kínder, la primaria y el bachillerato, da un total de $234.000.000, y sin tener en cuenta si gana una beca de Ser Pilo Paga. La diferencia es de $146.600.000 a favor el estudiante del colegio. ¿O es que un campesino que fue llevado a la fuerza por las Farc no merece lo mismo que un estudiante de un colegio público?

Guillermo Beltrán Vera

La camisa vieja

Para que el hombre puede habitar el planeta por más de 50 años a partir de hoy, debe hacer un verdadero y sincero cambio, tiene que vivir en forma semi-primitiva, con honradez, simplicidad y lealtad, porque este tipo de vida desarrolla la sensibilidad necesaria para cooperar con la naturaleza, aprender de las hiervas y las malezas, en vez de tratar de modificarlas. Por lo general, las personas cuando se entrometen con la naturaleza hacen algo equivocado: dejan el daño sin remediar y cuando se acumulan los resultados adversos, trabajan con empeño para resolverlos. Cuando las correcciones parecen tener éxito, consideran a éstas como grandiosas y lo hacen una y otra vez. Es como si el borracho saltara sobre su tejado y causara goteras para luego reparar el daño como si fuera un remedio milagroso. No importa a que nos dedicamos y que trapos nos pongamos encima, lo importante es concentrarse en ayudar al planeta. Hay un lugar en nuestro interior más profundo que quiere sentirse realizado, que quiere sentir que su vida ha marcado una diferencia hacia sí mismo y hacia los demás, que ha dejado este lugar, donde ha vivido mejor que cuando llegó. Si por un solo día nos concentramos en que la vida del planeta sea mejor, si podemos concentrarnos en pensar así, así es como piensa Dios.

Federico Villalobos

El orgullo nuestro

Colombia es un país mágico, casi ‘macondiano’. Fue más fácil hacer una guerra de 55 años que una paz duradera. Pero esta ‘Era’, que por suerte le tocó al presidente Santos, tiene aristas tan altas que dudo que otro Gobierno pueda superar. Una de ellas nace de los triunfos que llenaron de orgullo a millones de compatriotas. Once podios en grandes vueltas de ciclismo, (dos títulos: España y Giro de Italia), una Miss Universo, una Copa Libertadores, una Copa Suramericana, una clasificación a un mundial de fútbol (Brasil 2014), un Nobel de Paz, 4 oros olímpicos, 2 paralímpicos, entre otros tantos. No dudo que es mejor vivir en una ‘Era’ así, que en otra azotada por la guerra.

Julio César Niño Orozco

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad