Publicidad
Sáb Sep 23 2017
22ºC
Actualizado 07:04 pm
Sábado 26 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Notas urbanas

Habrá una sola razón, si se quiere, para no permitir la explotación del oro en Santurban: la oferta de agua en este momento es igual a la demanda con una población creciente. El consumo de agua de una megaminería es cuantioso, tal vez exorbitante; es un monstruo de mil cabezas y por cada cabeza hay una bocatoma sedienta con dientes de oro.

Al inmenso pabellón de carnes que dejaron instalar en la carrera 18 con calle 35, ya le salió su complemento: la venta de verduras y aguacates minoristas, que se tomaron media acera de ese sector. Vamos camino a la 2da plaza de mercado del Centro.

Ernesto Rodríguez Albarracín

A inventar otra cosa

El asilo político que ofreció el Gobierno a la Fiscal de Venezuela y las reiteradas declaraciones de la cancillería contra lo que sucede en el país hermano, acabó la falacia uribista de la alianza de Santos con el Castro-chavismo. A inventar otra cosa porque se quedaron sin argumentos, como casi siempre. La oposición a ultranza de Uribe Vélez, lejos de ayudar, ha servido para polarizar al país. Y lo peor, los medios que se utilizan para criticar: verdades a medias, improperios de toda índole, feroces ataques a quienes no comulgan con sus ideas a través de las redes sociales.

Todo por el apego al poder. Por tener un reconocimiento de los otros, por no aceptar que este gobierno alcanzó lo que queremos la mayoría de los colombianos que es que se consolide la paz.

Además, la oposición uribista no tiene autoridad moral para cuestionar en muchos temas. Nadie olvida que el gobierno Uribe- 8 años- es el de más escándalos de corrupción en la historia. Entonces, los súbditos de Uribe tendrán que inventar algo nuevo para atacar al gobierno. De lo que se trata es de alimentar el ánimo pendenciero del senador y ex presidente.

Dámaso Londoño

A nuestros

deportistas colombianos

No dudamos que todos los colombianos nos sentimos orgullosos de ver un gran número de deportistas como: futbolistas, atletas, ciclistas, boxeadores, patinadores y otras disciplinas que han dejado el nombre de nuestra patria en alto y por ende satisfacciones de nuestro pueblo que se siente orgulloso. ¡Buena esa! Los seguiremos apoyando.

Aspiramos que el gobierno de Juan Manuel Santos reconsidere el recorte del presupuesto estipulado para el ejercicio y funcionamiento económico merecido por todos los deportistas. Nos alegra que en ciclismo hayan pedalistas destacados en el exterior como Nairo Quintana, Rigoberto Urán, actual subcampeón del tour de Francia y otros pedalistas que se preocupan por un desempeño digno y justo. El marchista colombiano Eider Arévalo, campeón mundial en marcha larga de 20 km en Londres, Catherine Ibargüen, campeona olímpica y mundial en salto largo; Mariana Pajón, bicicrocista ganadora de varios títulos mundiales y olímpicos; nuestros futbolistas como James, Falcao, Cuadrado y otros que se han destacado en este difícil deporte.

Nuestros deportistas y dirigentes deportivos merecen todos los elogios y reconocimientos por dejar el nombre de nuestra querida patria colombiana en lo más alto, seguiremos por ese sendero de triunfos y de gloria.

Gilberto Sánchez.

Para volver a vivir

La rutina que nos impone el mundo de hoy por el trabajo, las redes sociales, la sociedad de consumo y el tiempo que no alcanza, nos ha hecho perder los detalles y el diálogo en el entorno familiar. En fin, poco a poco se van extinguiendo el amor y hasta las ganas de vivir.

Uno de los pasajes más directos de la Biblia nos dice: “Pero tengo algo en contra tuya, y es que has perdido el amor del principio. Date cuenta, pues, de donde has caído, recupérate y vuelve a lo que antes sabías hacer” (Apocalipsis 2.4-5). Son palabras penetrantes como el filo de una espada, pero también encierran una gran esperanza.

Procuremos volver al amor del principio; démosle a la vida una nueva primavera en lugar de consumirnos en la rutina, la monotonía y la indiferencia.

Aristóbulo Hernández B.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad