Publicidad
Lun Nov 20 2017
19ºC
Actualizado 09:48 pm
Lunes 11 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

HAGASE OIR

El Papa renovador

El Papa renovador

El Papa Francisco en sus prédicas nos ha mostrado la faceta más sobresaliente de su personalidad: su gran carisma, su espíritu abierto, menos apegado a la rigidez del dogmatismo, más inclinado hacia los pobres y desvalidos y acorde con la doctrina del Cristo social de que nos habla el Evangelio, más decidido por el ecumenismo, hechos que sin duda establecerán una solución de continuidad en la ortodoxia tradicional del Vaticano. Hizo énfasis en la esperanza y la caridad como virtudes teologales, pero sobretodo en el amor, del Padre Universal para todos, justos y pecadores; y todos pecamos, según la Biblia, y ese pecado capital es la ambición de dinero y de poder; pero es una pasión tan arraigada que un conocido periodista y humorista radial santandereano (q.e.p.d.) dijo alguna vez: “Si el dinero es como dicen, estiércol del demonio quiero tener en mi casa una docena de diablos purgados”. Amén

Carlos Martínez Rojas

De la corrupción

Pretender que los corruptos legislen para acabar la corrupción es un folclorismo más de las repúblicas bananeras. Así se hundió el tribunal de aforados y la reforma estructural a la política. No hay institución en Colombia que tenga credibilidad. La sociedad civil, el pueblo colombiano, debe exigir la convocatoria de una Asamblea Constituyente que tenga las facultades para erradicar las causas que generan la corrupción: el histórico contubernio de los tres poderes para repartirse entre ellos el botín. Hay muchos colombianos idóneos, honestos, inteligentes y preparados para conformar esta Constituyente. Entre otros, miembros de la Academia, líderes campesinos, defensores de derechos humanos, ONG’s comprometidas con la transparencia, dirigentes ciudadanos de barrios y juntas de acción comunal, ciudadanos íntegros, honestos y trabajadores, representantes de las minorías, etc.

Damaso Londoño

Remoción con olor

a retaliación

Eso es lo que estamos sintiendo los miembros de la Comunidad Educativa de la Escuela Normal Superior de Bucaramanga desde que supimos de la remoción del cargo de su Rectora, de la doctora Dora Herrera Anaya. Una remoción faltando dos meses para terminar el año, sin razón de ser, pues la rectora Dora ha demostrado un trabajo serio, honesto y sobre todo con resultados, como quiera que el año pasado fue elegida Rectora Ilustre de Colombia. ¿Qué fue lo que midió la Secretaría de Educación para hacer ésos cambios? Se justifican diciendo que es en beneficio de la calidad educativa, o sea, que la doctora Dora y los otros 13 rectores removidos no tenían la calidad que ahora exigen. Alguien me decía, cuando escribí mi opinión en las redes sociales, que solo era un cambio y que la doctora Dora se iba para otro Colegio, yo le dije que sí, pero que en ése otro Colegio no se está construyendo un Intercambiador. Y es que ahí está el detalle, que la remoción de la Rectora de la Normal huele mal y deja en el aire un sabor a retaliación por las derrotas constantes que ha venido sufriendo la Alcaldía en el tema del Intercambiador.

Hernando Mantilla Medina

Un pique: moto vs. carro

No vendo ni motos, ni carros, soy un colombiano de a pie. Si usted compra una motocicleta pensando que es más rápida que un carro está equivocado. La moto aparentemente se ve más rauda, debido a la gran cantidad de infracciones que cometen sus conductores: hacen zigzag, adelantan por la derecha, por la izquierda, hacen giros en “U” donde está prohibido, se suben en los andenes, no le dan prelación a los peatones, no respetan casi ninguna señal de tránsito, se pasan los semáforos en amarillo y en rojo, no hacen fila para realizar un cruce, lo hacen en la misma intersección para evitar la vuelta a la manzana ubicándose frente a los vehículos que sí hacen fila, omiten los pares o hacen unos acrobáticos pares, no portan un respetable y protector casco. Eso sí, las motocicletas son más rápidas para quedar lisiados, incapacitados o para alcanzar un lustroso ataúd.

Renzo Orlando

Gutiérrez Rivera

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad