Publicidad
Mié Sep 20 2017
21ºC
Actualizado 07:40 am
Sábado 16 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Nuestros jóvenes

Para todas las personas mayores la preocupación más grande es, ¿qué será de esta juventud? También cuando oigo de una abuela una frase muy dura, pero muy real. “Como no comparten los padres con los hijos, no los conocen”.

Los niños nacen ya con una sabiduría muy grande, pero si no hay quién los guíe ellos en su búsqueda van encontrando compañeros, amigos que los van a llevar por senderos equivocados. Como no hay esa comunicación con las padres, fácilmente pueden caer. La culpa la tiene la parte económica, pues la madre trabaja para ayudar en los gastos, muchos no tienen esa bendición en que se han convertido los abuelos, que aunque no reemplazan a los padres, sí con la sabiduría y mucho amor pueden colaborar para hacer de esta juventud un ejemplo porque capacidades les sobran. Hay que infundirles respeto, tolerancia, confianza y como dijo el Papa, que “no pierdan la alegría y la esperanza”.

Josefa Jaimes Conde.

Los falsos positivos

Indignación fue lo que sintieron las madres de víctimas de falsos positivos cuando a través de las redes sociales vieron circular mensajes de partidarios del Centro Democrático que decían: ‘Madres de los delincuentes de Soacha, deberían agradecer que murieron dignamente a manos del glorioso ejército y no apuñalados en una pelea’. Es increíble que escriban eso, cuando las investigaciones ya comprobaron que ni eran delincuentes y que no murieron en ningún combate sino asesinados en falsos positivos. Lo que da tristeza es que esos 500 soldados y oficiales culpables de esa masacre en serie, hoy se pudren en la cárcel, solo por complacer los delirios de un ex presidente que se quería reelegirse por tercera vez.

Julio César Niño Orozco

Matemáticas

A él le encanta beber el mate y cuidar de las maticas: una ecología integral.

Todo es tan natural y normal en él, que hoy le enseñé a mis nietas: Luz, Amparo, Victoria, Esperanza, a saber contar del 1 al 9… muy lento, muy despacio. Es el Efecto Francisco, que con su espíritu huracanado, reformador, nos puso a contar y cantar… demos el 1er paso por una 2ª oportunidad, sin excluir a nadie, al estilo y vida de Jesús.

Mis adorables nietas todos los días se levantan muy temprano, cuentan y cantan los números del 1 al 9… sin interrupción.

Yo les pregunto: ¿Por qué tanta insistencia? Y ellas me contestan: para que el Papa Francisco se repita muchas veces, durante siglos: Francisco I, II, III, IV, V, VI, VII, VIII, IX. Yo les entendí. Y para terminar les enseñé el cero en su bondad: cero violencias con un infinito lleno de reconciliación y paz y opción por los pobres.

Nos abrazamos entre todos y oramos por Francisco y para poder actuar entre todos por muchos siglos más: Generaciones sencillas y proactivas y con mucha imaginación, a mayor Gloria de Dios… y del mendigo que llevamos adentro.

Nota: Hagamos bien las cuentas, porque esto va para largo, como Iglesia Planeta y Familia… todo conectado.

Pablo Emiro Corzo Acevedo

Nuestro partido

El Partido Liberal Colombiano como institución, es decoroso, pero no los que a él acuden para satisfacer sus intereses particulares, razón por la cual los representantes del Partido en determinados encargos, bien por designación o por elección, deben ser personas impolutas, idóneas, con la capacidad de interpretar a la sociedad colombiana, las cuales en el ejercicio de funciones públicas resalten los principios y valores liberales.

Por lo expuesto, solicito a los distintos actores políticos, incluidos los dirigentes que al interior del liberalismo no representan la dignidad del Partido, respeto por el Partido Liberal y su militancia.

Igualmente, los liberales “Juramos no mostrarnos indignos de la tradición heroica de nuestro Partido.”, como lo expresó Darío Echandía.

Es el Partido del pueblo.

Julián Alberto Gamboa C.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad