Publicidad
Vie Nov 24 2017
19ºC
Actualizado 08:44 am
Martes 24 de Octubre de 2017 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

¿La verdad,

qué es la verdad?

La reina del mundo, en todas las cosas, es la mentira. Actualmente nadie dice, o decimos, la verdad verdadera, decimos las verdades que nos convengan, muchas veces sin importar que estamos lastimando o haciéndole daño a alguien. Dicen algunos que la verdad es relativa, que cada cosa tiene su verdad, a alguien le preguntaban, ¿usted miente? Él respondió, miento cuando la persona que debe escuchar mi verdad no está preparada para recibirla. Y es que es difícil, muchos hogares se mantienen en y por la mentira, donde se dijera la verdad, seguro se destruiría y acabaría con la estabilidad de los hijos.

Pero, ¿en dónde quedan las palabras bíblicas: la verdad os hará libres y por la verdad murió Cristo? Dios nos enseña a decir la verdad en todo. También se dice, es mejor durar un poco colorado con la verdad y no vivir siempre rojo por la mentira. Desafortunadamente la vida, en todo, es una mentira.

Miremos nuestra Justicia, ¿cuántas personas no están condenadas por la mentira, o liberadas sin merecerlo por ella?

En la vida diaria, ¿cuántos hogares se han destruido por la mentira?

Y ¿qué me dicen en la política? Cuando Santos inició la Presidencia quiso nombrar como Ministro a Vargas Lleras y Uribe se enojó por eso, enojo que todavía tiene, ahora, Vargas Lleras como candidato a la Presidencia se está aliando con su “enemigo” político anterior, Uribe. Eso es toda una farsa, una mentira.

Hernando Mantilla Medina

En defensa

de la galantería

Entre el acoso y galantería hay un filo que corta en contra del hombre, pero casi siempre a favor de la mujer que posa de víctima aunque su corazón esté a punto de ‘reventar’ de felicidad por tantas ‘flores’ que escucha.

Los piropos del ayer pasarán al olvido por temor a repetirlos, porque de pronto alguien decide interpretar que tanta ‘palabra linda’ es acoso y no seducción o cortejo. Frases como ‘tú estás como se la pedí al Niño Dios en diciembre’ serán irrepetibles. Con la galantería podría pasar lo mismo, aunque un vecino, todavía soltero dice que no: Ser galante es respetar y saber decir cada palabra para no ofender y si agraviar. La galantería no puede ser acoso nunca, y si lo fuera, sería un acoso ‘tierno’, dice mi vecino mientras le echa cruces al cielo.

Julio César Niño Orozco

Huelga de pilotos y otros

Aparte de si los pilotos tienen o no razón, queda claro para los colombianos, que el gobierno “pela el cobre” porque aplica distintos raseros para evaluar y calificar conflictos laborales.

Cuando el magisterio, el poder judicial y otros empleados públicos votan una huelga, no son servicios públicos esenciales los afectados, pues en caso del magisterio que se frieguen los estudiantes y padres de familia, porque las élites del gobierno no tienen a sus hijos en colegios públicos de mala calidad demostrando que les importa un comino la educación de los pobres. Tal vez, porque con ignorancia son más fáciles de manipular en elecciones, no sea que cambie el estado de cosas prevaleciente.

En cuanto al poder judicial, debe ser para que nos “hagamos pasito”: casa por cárcel o impunidad total.

¿Sera que lo privado si tiene doliente?

Ramon María Correa Ariza

Nada que

aprendemos la lección

Una vez más nuestro dolido y sufrido Atlético Bucaramanga cae en tierras tolimenses por la mínima diferencia. Todo por la actitud irresponsable e infantil del Sr Fabio Rodríguez, que dejó al equipo con 10 jugadores, si bien es cierto que después de un descanso de 20 días, cuando se creía que llegarían todos con los ánimos arriba para aislarnos del descenso, se hizo todo lo contrario.

Vimos un equipo bajo de futbol, sin ideas, sin fundamentos, sin estilo, más bien bajos de rendimiento fue lo que mostraron la totalidad de jugadores que actuaron bajo la dirección del señor Jaime de la Pava.

Es cierto que la columna vertebral del equipo se encuentra casi en su totalidad lesionada, vemos que jugadores como el Tiburón Romero, Harlin Suárez, Yulian Mejía, Franco Arizala y el mismísimo Jhon Perez estuvieron totalmente desconcentrados y perdidos en el campo de juego.

Lo más preocupante es que día a día nos estamos acercando más al descenso y la verdad no veo con qué nómina vamos a salvarnos en este momento.

Es hora de que tanto el señor de la PAVA, como los señores Directivos vayan pensando en armar un verdadero equipo digno para esta gran afición que ya bastante tiempo sufrimos en la B.

Nelson Villamizar

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad