Lunes 18 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

HÁGASE OIR

Política del miedo

Política del miedo

El pueblo pobre en su mayoría y sin educación, carente de oportunidades, afrontando violencia, hambre, impuestos, enfermedades, falta de empleo, soportando una justicia espectáculo que premia a los más delincuentes con el principio de oportunidad, obra movido por los sentimientos.

En esas condiciones los ciudadanos al enterarse por los medios sobre lo que dicen sus autoridades y los políticos respecto de los problemas sociales, asumen posiciones sin ningún análisis porque su falta de educación, sumado a su preocupación diaria de sobrevivir, se lo impiden.

La carencia de amor en la familia y en las relaciones de convivencia cotidiana, así como la falta de cosas materiales en una sociedad que incita a las personas a comprar bienes, conduce al núcleo familiar hacia brotes de violencia seguidos a veces de adicciones al alcohol o droga. Ello impide al ciudadano pensar y buscar la solución.

La información distorsionada que infunde miedo junto con programas de entretenimiento, noticias judiciales y chismes distraen la atención ciudadana sobre los problemas esenciales que los aquejan y de la cual toman modelos extranjeros de comportamientos criminales ajenos hasta ahora en nuestro medio, asegura una política de miedo.

Jorge Eliécer Velásquez Reyes

Para alcanzar la verdad

A propósito de tantas mentiras y verdades a medias que se transmiten por algunos medios y en mayor extensión y sobre todos los temas, por la redes, traigo a colación una definición del escritor portugués Fernando Pessoa a propósito de la verdad, dice: “Para alcanzar la verdad, nos falta datos suficientes y procedimientos intelectuales, que agoten la interpretación de esos datos”. Cuando en política se interpretan los hechos, cabe preguntarse qué concepción se tiene sobre la sociedad, sobre el Estado y sobre todo, el interés particular, para así tener una aproximación a la realidad. En la época esclavista, era normal que el esclavo no era libre; en el medioevo el poder político era religioso. Algunos políticos actuales añoran el medioevo, otros desconocen la historia y quieren repetir la historia de los años 50.

Ernesto Rodríguez Albarracín

Pensionados,

aún a esperar

Aunque el Senado y la Cámara, como órganos del poder legislativo colombiano, hicieron justicia con el rechazo unánime a las objeciones del presidente Juan Manuel Santos al proyecto de ley que reduce el aporte de salud del 12 al 4%, ahora los pensionados tendrán que esperar lo que decida la Corte Constitucional.

Si es exequible, la Corte obliga al presidente a sancionar la Ley de la República y si él no cumple con el deber de sancionarla, la Constitución establece en el artículo 168 que la sancionará y promulgará el presidente del congreso.

Y si la Corte lo declara inexequible, se archivará el proyecto.

Debido a las vacaciones judiciales la Corte Constitucional decidirá sobre este proyecto en el mes de enero del próximo año.

La verdad es que llegó la hora en que realmente se haga justicia con estos colombianos que han aportado al país durante tantos años. La gran mayoría de los pensionados en Colombia pasa situaciones difíciles.

Jorge Giraldo Acevedo

Sobre una columna

periodística

El día 15 de Diciembre de 2017 el columnista Santiago Gómez escribió un comentario respecto a la religión católica, por el hecho de haberse llevado a cabo un acto de fe con la virgen de Guadalupe. Toda expresión es respetable más no tiene porqué ser compartida, no tienen la culpa las iglesias que con todos los permisos funcionan especialmente nuestra religión católica que es mayoría en Colombia gústele o no a los agnósticos o de otras sectas este comentario.

Si esta conmemoración se llevara a cabo todos los días, caramba, pues veamos y pongámonos de acuerdo, cambiemos el horario o que se yo, pero una vez al año no hace daño.

Me imagino que de los eventos políticos donde tiene sus preferencias y hacen cualquier cantidad de bulla y ensucian la ciudad, ahí si hay mutismo de su parte.

Son unas minorías que como siempre exigen cambios de nuestras costumbres y tradiciones por unos derechos que ellos no aplican.

Henry Quiñonez Duarte

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad