Sábado 23 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Gracias Presidente

Presidente Santos: 1.600.000 pensionados le dan las gracias por su intención de ayudarlos expresada durante su campaña electoral pero incumplida durante su mandato, agregando que grabaría en piedra ese honorable compromiso: pero al final la única piedra fue la que botaron los frustrados pensionados pues les hizo maturranga, la clásica pistola.

Gracias Presidente por ese regalo de Navidad para millares de familias con ingresos mínimos. Definitivamente para ellas usted no fue el Santo de su devoción.

Gracias Presidente porque su postura intransigente deja una lección de desconfianza en las instituciones del Estado. Al fin y al cabo el Estado somos todos. Usted, Presidente, no ha cometido ningún pecado de lesa patria, pero sí un pecado capital contra el espíritu de humanidad. Y como epílogo de todo lo anterior, le transferimos el juicio de un diputado francés a un gobernante saliente: “Hizo bien e hizo mal: el bien que hizo lo hizo mal: el mal que hizo lo hizo bien”.

Carlos Martínez Rojas

Coalición cristiana

al Congreso

Como cristiano católico, creo que no corresponde a los cristianos participar en política. Si bien Cristo denunció la inequidad de su época, también advirtió que la misión del cristiano está en la proclamación del evangelio, en acompañar internos, en visitar enfermos, en llevar la Palabra de Dios a todo el mundo y no en participar en política aprovechándose de la fe de los feligreses para atender intereses personales.

Esos son, en mi opinión, los mercaderes de la Fe. Han convertido la secta religiosa en un negocio no en el sentido bíblico de ganar almas para Dios sino en intervenir en asuntos que no les corresponden. Alimentarse de las ventajas de pertenecer a una clase política corrupta y envilecida y sin credibilidad. Los cristianos pueden tener los votos necesarios para alcanzar sus propósitos pero no han sido llamados a esta tarea.

Dámaso Londoño

¿Cuál es el miedo a la

verdad de justicia y paz?

La guerra ha tenido orígenes económicos toda la vida y ha ocasionado la muerte de millones de colombianos. Lo importante de esta historia es que conozcamos los orígenes, quiénes han sido los responsables verdaderos. La rebeldía de hombres que eran manejados por partidos; liberales y conservadores, para que se mataran por colores, y en esto el estado tiene que también decir la verdad; aquí no es quién disparó, sino quiénes fueron los ordenadores de la violencia patrocinada por estados que fueron incapaces de hacer la paz. Hoy a los hospitales ya poco llegan soldados heridos y mutilados por causa de este conflicto, que a veces los colombianos no hemos podido entender y por esto tenemos contradicciones, pero ya las estamos superando.

La justicia y paz es fácil de entender, simplemente que una persona ojalá de 90 años nos cuente cómo ha sido el conflicto y nos cuente la historia de estos años amargos, así haya participado de una u otra forma personal o indirectamente y diga la verdad, si dice la verdad de los hechos quedó limpia de los pecados cometidos. Lo único es que los colombianos queremos conocer es de dónde nació este verdadero desastre de esta guerra que sólo dejó huérfanos, desplazados y problemas psicológicos

Silvestre Ariza

La selección que juega

el mundial en Rusia 2018

Nuestro director técnico José Pékerman debe exigirles a los integrantes de la selección que en el primer tiempo tienen que utilizar todas sus energías para ir en procura del triunfo y en esta forma, olvidemos los colombianos cuando Francisco Maturana en selecciones pasadas les decía con insistencia a sus jugadores que la bola debía manejarse en el medio campo y jugaran a los lados y atrás, porque perder era ganar y ganar era perder. Los colombianos esperamos con mucha ilusión, que el resultado final de nuestra selección de fútbol en Rusia, sea el mejor de todos los tiempos.

Francisco Afanador Amaya

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad