Miércoles 27 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Un sistema que caducó

Hay algo que preocupa y es el sistema manual electoral caduco y además sospechoso para la trampa en las elecciones de Colombia que maneja la Registraduría, pues no está suficientemente depurada de cédulas falsas y de personas fallecidas como también el peligro de los colombo-venezolanos que han llegado a su país con cedulas vigentes y otros a los que pueden cedular para aprovecharles el voto y acomodarlo a favor del candidato

del actual gobierno. Nos preguntamos el porqué en este país no se ha montado el sistema electrónico y más si han botado plata para elecciones como las anteriores que fueron un fracaso pues el Partido Liberal está descuadernado y sin simpatizantes ya que el actual Director pertenece a la mafia política y burocrática.

Julián Ramírez

Alrededor de una

vida limpia

Así como en las sagradas escrituras aparecen personalidades que no necesitan presentación porque sus ejecutorias ameritan el reconocimiento ipso-facto, así también vidas humanas que van más allá de los términos usuales deben figurar entre los mejores.

Es el caso de Manuel Serrano Arenas, quien no dio descanso a su brazo hasta poner en alto los postulados de su ética incontaminada. Como joven médico fue invitado a la Flota Mercante Grancolombiana donde recorrió países prestando sus servicios a la tripulación. Lo conocimos desde muy atrás ya que nuestras familias eran vecinas en Girón. Manuel desde muy temprano se distinguió como hombre de estudio poseyendo además el don de del consejo; jamás se detuvo en la carrera de hacer el bien y su vivir sosegado era el símbolo de aquello que decía y predicaba. Siempre vimos en él a un buen ciudadano, buena pluma y mejor oratoria de ideas decimonónicas presentadas en palabras limpias y contundentes. Para sus amigos siempre dispuso de tiempo y su charla amena era convincente, fulgurante y precisa; no dio pie para la derrota y en sus empresas partía de la excelencia, por eso nada le salió mal; qué gran amigo se ha ido.

Julio Valdivieso Torres

“Un liberal sin cédula es un soldado sin fusil”

Esta frase la repetía en la plaza pública nuestro inolvidable Jorge Eliecer Gaitán hace 70 años. Hoy en pleno siglo XXI para los colombianos que tienen cédula es un deber patriótico salir el 11 de marzo aelegir un nuevo Congreso y el último domingo de mayo del 2018 elegir al próximo Presidente. Si no salen a votar es porque no quieren a su patria. Colombia pide a gritos que la salvemos de la corrupción, que la salvemos de los cavernícolas de la guerra, que la salvemos de los corruptos, de los ladrones del erario. Colombia y el departamento de Santander merecen respeto, no podemos seguir en manos de oscuros y tenebrosos personajes. El gran hombre público y ex presidente de Colombia, el maestro Darío Echandía, manifestó en un reportaje para el periódico El Tiempo en 1980 que le daba vergüenza ser liberal; ojalá que a los santandereanos dentro de una década no nos toque decir que nos da vergüenza ser santandereanos y ahora los corruptos que su hoja de vida la tiene tan sucia, entonces ponen a sus esposas, a los hijos, a sus hermanos a encabezar listas para el Congreso, para seguir gobernando en cuerpo ajeno.

Al delfín de Horacio Serpa hay que cerrarle el camino si no queremos otros 40 años de serpismo.

Juan Afanador

Salario mínimo

Señor Director: Todos los años por esta época ocurre la tragicomedia del Salario Mínimo en donde unos genios (léase Gremios), aseguran que el país no puede darse el lujo de aumentar equis dinero en el mínimo y otros mentecatos (léase sindicatos), entran en escena, ruegan, pelean, intentan salir, vuelven a entrar y al final se someten. De esta tragicomedia la única conclusión es que el pueblo seguirá sometido a vivir en un pesebre y a contribuir engrandeciendo las arcas de los más poderosos que quedan satisfechos de la limosna que dieron y que no alcanzará para nada.

Y para los que ganan un poquito más del mínimo y los pensionados, cada vez el incremento será menor. Incrédula, la mayoría, presencia la función, cree y vive de la esperanza de cada año.

Guillermo Quijano Rueda

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad