Publicidad
Sáb Feb 24 2018
21ºC
Actualizado 06:31 pm
Viernes 09 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Oveja con piel de lobo

Hace ocho años, con la sentencia que declaró inconstitucional por vicios de forma y de fondo el referendo que buscaba la segunda reelección del presidente Álvaro Uribe, laCorte Constitucional evitó que nuestro país fuera hoy una segunda Venezuela, con una tiranía acallando la prensa e imponiendo una guerra total para someter al pueblo al miedo, al hambre y la zozobra. Pero aún existe el riesgo de que esa fuerza política invada de nuevo las redes sociales de mentiras, como sucedió con el referendo del Sí y el No, para posicionar a su candidato como el mejor, cuando en realidad es como el cuento que habla de un lobo feroz con piel de oveja… ¡cuidado!

Julio César Niño Orozco

Pensemos bien,

porque es nuestro futuro

Ya que se acercan las elecciones presidenciales, estamos llenos de miedos, porque no confiamos en nadie, el país está lleno de dudas, y lo que hemos visto, que es el político, lo único que busca es recuperar la plata que gastó en la campaña, y nosotros, el pueblo que los nombró ¿qué?

Estoy asombrada del presidente Santos, que al final de su mandato, no le importó nada, solo se hablo de paz, y las tasas de interés por las nubes, los bancos rematando viviendas, no cumplió la promesa que les hizo a los pensionados de bajar la cuota de salud del 12% al 4%. Sabiendo que el salario de un pensionado no alcanza para vivir dignamente.

El presidente Santos se fue para Arabia a vender nuestro páramo, y falta la sorpresa que nos diga que el contrato de explotaciónminera antes de terminar su mandato, nos lo deje firmado, sin nosotros poder hacer nada.

Hoy nos toca pensar bien, no podemos guiarnos por el corazón, tenemos que ver a quién elegimos, su pasado. Me da pena de pensar que algunos que van para el Congreso, Cámara y presidenciales tienen investigaciones por corruptos.

Es hora de decir No a estos personajes y decirles no más.

María Eugenia Mantilla

Mi voto es por Dios

En los próximos comicios presidenciales voy a votar por Dios. Para que tengamos esperanza, para que la justicia sea real en derecho y para todos.

Por una paz estable y duradera, para que nos perdonemos y reconciliemos de verdad, con el corazón. Para detener la depredación de la naturaleza y para acabar con la corrupción para siempre. Para que haya una sociedad sin clases en la cual al que tiene nunca le sobre y al pobre nunca le falte. Por la dignidad de los seres humanos. Para que todas las riquezas se destinen a los más necesitados y no se quede en unos cuantos bolsillos. Por los niños, jóvenes, viudas y ancianos desamparados. Para que todos tengan un empleo digno y todos tengan acceso a una educación de altísima calidad. Para que todas las víctimas de la violencia tengan una reparación integral. Para que todos tengamos seguridad en cualquier rincón del país. Para que conozcamos el amor y la tolerancia. Para que queden al descubierto los lobos con piel de oveja y para que se castigue a gobernantes y dirigentes corruptos en justicia y en derecho. Por el bien de este país, así no esté en el tarjetón, voy a escribir el nombre de Dios y lo depositaré en la urna.

Damaso Londoño

Voto en blanco

Me preguntan: ¿a quién respalda? A lo que respondo “voto en blanco”. Y debo confesar que es por principio de idoneidad, de conciencia sana a favor de buscar un mejor porvenir. Mi tradicional Partido Liberal cayó en las fauces de quienes nos engañaron durante años, les cerraron el paso a personas de méritos, especialmente mujeres, donde se radicalizó un machismo exacerbado.

Hoy las que están en candidatura no tienen la trayectoria y posición ideológica, tanto en el servicio, como en postulados liberales, un falso maquillaje, les acompaña.

El mal ejemplo de anteriores comicios se apoderó de la conformación de listas y nos quieren imponer parentela que no cumple con preceptos del conocimiento de nuestro Santander, amén de lo nocivo que fueron los suyos, en defensa de nuestro patrimonio. Oscuro negro, que requiere voto en blanco.

Héctor Hernández Mateus

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad