Martes 20 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

HAGASE OIR

El perdón

El perdón

Perdonar es no tomar ninguna represalia. Las personas que no le hacemos mal a nadie (o eso es lo que creemos) sentimos dolor por el bien dejado de hacer o algunas veces por el bien que hicimos, pero.... hay del que puede vivir en paz ante las injurias cometidas sin sentirdolor espiritual; físico moral o mental. Vivamos como hermanos, agarrados de las mechas.

El Eln debería seguir el ejemplo de las Farc y deponer sus armas. No más atentados por Dios, tengan piedad de sus semejantes y de ustedes mismos. Si a las Farc les perdonaron sus crímenes, ¿por qué no lo hacen también con los muchos inocentes que hoy están bajo rejas?

El Papa cuando vino a Colombia debió haber visitado los campos de guerra antes que los campos de paz.

Graciela de Salcedo

Siquiera se

murieron los abuelos

Todo cambio generacional es traumático, especialmente para quienes se encuentran en el ocaso de sus vidas, y consecuentemente han perdido poder de adaptación y sienten que no encajan en su entorno, esa “nueva ola” que llegó con el avance científico y tecnológico más acelerado de la Historia, para bien o para mal.

Lo anterior nos lleva a una reflexión: y es que a muchos ancianos con hiperestesia senil, no los matan propiamente las enfermedades sino la nostalgia y los recuerdos, lo que les genera fuerte estrés emocional, vector que impacta y desarmoniza sus sistemas vitales, lo que se conoce como “síndrome de disfunción orgánica”. Para ser más explícitos, en nuestro entorno social lo que más los impacta son los miedos por la violencia extrema en este país, la corrupción, la violación de los Derechos Humanos, la pérdida de los valores morales, culturales y sociales etc.

Añoran su época nobiliaria y romántica; los viejos boleros como ‘Amar y vivir’; poemas clásicos costumbristas como: ‘Siquiera se murieron los abuelos’.

Carlos Martínez Rojas

Histórica ignorancia

La ignorancia se alimenta de quien no piensa y no ve, que al país lo han destrozado aquellos que menos cree.

Se dicen ser redentores y tener la solución a problemas que por décadas no le han prestado atención.

La política manejan con esmerado sigilo y cuando en fechorías caen, los reemplaza algún pupilo.

Se lucraron con la guerra y hoy a la paz tienen miedo, porque al saber la verdad se les destapa el enredo.

Fanatismo y terquedad nos sumen en la ignorancia, sin dejarnos observar las ruinas que hay en la estancia.

Quienes ignoran la historia, ignoran lo que ha pasado, que por décadas el país los mismos han manejado.

Hoy gracias al campesino aún podemos comer, porque este con su trabajo nos puede abastecer.

El país era un emporio de riqueza y convivencia, pero llegó la política a traernos la violencia.

La corrupción licitó en muchas contrataciones y la hecatombe se vio, también en las construcciones.

Si continúan los corruptos gobernando este país, no esperemos que Colombia tenga un futuro feliz.

Hugo Fernelly González G.

Bueno es cilantro…

pero no tanto

El Gobierno nacional en ningún momento puede bajar la guardia y dejar que nos intimiden; si tenemos Ejército, Policía, Fuerza aérea y Armada Nacional y cuerpos de inteligencia en todas las armas ¿pero qué sucede, por qué no actúan? ¿Por qué no nos liberan de estos grupos terroristas que están destruyendo, contaminando nuestras fuentes hídricas y fauna, con la voladura de las tuberías de nuestros oleoductos?

Y ahora están acabando con nuestra infraestructura con la voladura de puentes, incomunicando y causando traumas enormes a toda la ciudadanía , en el transporte, comercio, la agricultura, los productores avícolas para lograr sacar sus productos, además de tener casi que regalar su mercadería en los centros de abastos, entregando al precio más irrisorio y lo más cruel, perdiendo la comida por no tener transportes terrestres y fluviales.

Diego Serrano Acevedo

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad