Jueves 08 de Marzo de 2018 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Día de la Mujer

Día de la Mujer

El rostro de mi madre es limpio, sano, casi como una porcelana. Su mirada es tierna y delicada como la brisa fresca en las mañanas. Su voz elocuente, firme y altiva es perenne y vibrante cuando habla.

Cuando sonríe las flores del jardín se avivan como un campo primaveral reverdecido bajo la llovizna fresca en la madrugada. Sus manos son como pétalos de rosa cuando acarician enternecidas y con su don de abuela y desde su corazón madre brotan llenas de sabiduría sus palabras. Gracias por el primer beso y el arrullo de tu mirada. Por el abrazo sincero cuando más lo necesitábamos. Gracias por escucharnos cuando pisamos la ruta de la desesperanza.

Gracias por acicalar nuestros cabellos con el eterno signo de la enseñanza y gracias por alegrar nuestras vidas, madre querida, madre del alma...

¡Feliz día de la mujer!

Julio César Niño Orozco

Incertidumbre

Mucha duda, inseguridad, indecisión se advierte en la mayoría de los colombianos frente a los comicios electorales que se avecinan en marzo y mayo. Carencia total de conciencia ciudadana.

Las redes sociales destilan violencia, odio, venganza, egos encontrados, propaganda que amedranta, manipula e infunde miedo, terror. Nada de ideas y propuestas con argumentos serios. Los candidatos se publicitan con frases que nos recuerdan las propagandas de los detergentes y algunos medios en su información y en las entrevistas dejan traslucir su falta de objetividad.

A la colectividad se le ha hecho creer que todos los males del país se le deben a la Justicia. La gente pide que a todo aquel que sea denunciado vaya a la cárcel, pero no se da cuenta que hay discriminación en el sistema carcelario y que la población carcelaria es objeto de violaciones a sus derechos fundamentales y sobreviven en condiciones infrahumanas, mientras que alguno personajes acusados de delitos gravísimos cumplen su medida de aseguramiento en cómodas casa fiscales y en guarniciones militares, en el peor de los casos en cárceles de pueblos pequeños.

Aunque son muchos los periodistas objetivos y valientes que se han convertido en investigadores eficaces y eficientes, no menos cierto es que muchos comunicadores sobredimensionan las noticias judiciales de poca monta y se olvidan o minimizan la información del apoderamiento de los bienes del Estado por parte de servidores corruptos.

Estos acontecimientos son objeto de escándalos y repetición por unos días y luego se mantienen en silencio sepulcral.

Seguimos traspirando la violencia partidista de toda la historia de Colombia, que falta de memoria, de amor, y de sentido social: que incertidumbre.

Jorge Eliécer Velásquez Reyes

El crack del

fútbol colombiano

La Fifa analizó de nuevo todo el pasado mundial al jugador colombiano James Rodríguez y lo destacó como el mejor jugador de todos los mundiales. Se rumoraba del balón de oro, pero a la final se lo dieron a Messi.

Hay que considerar que James le dio títulos al equipo merengue y está en el Bayern como uno de los mejores del balompié hace más de 40 años en el fútbol europeo, es seguido por miles de colombianos y es el mejor en fútbol en equipos como el Real Madrid, el Chelsea, el Barcelona, la Juventus y otros. Son equipos donde los colombianos que juegan se consagran como estrellas de fútbol.

Saulo Méndez

Salgamos de los clanes

La historia ha demostrado que el modelo de Venezuela es inviable. Esto no quiere decir que la confrontación en Colombia entre la izquierda y la derecha es por lo anterior. La confrontación es mundial. Cuando la contienda era entre liberales y conservadores los intereses se diluían entre unos y otros y el debate se quedaba en lo político con énfasis en lo emocional.

Hoy se trata de dilucidar para qué sirve el Estado y a quién sirve, dentro de un lineamiento que sea democrático. Pero el debate actual en estas elecciones es confuso, no hemos salido de lo emocional; lo objetivo ha perdido espacio y los políticos de siempre saben manejar estas situaciones.

Santander debe sacar la cabeza de este pantano y elegir a sus representantes, ojalá una nueva generación.

Ernesto Rodríguez Albarracín

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad