Martes 03 de Abril de 2018 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Mayoría de edad

Aunque para algunas personas no les parezca conveniente, es importante que el Estado colombiano establezca con prontitud la mayoría de edad a los 16 años, para mejorar la seguridad de todos los ciudadanos.

En primer lugar, porque con mucha frecuencia vemos en las noticias casos de homicidios, atracos, violación de niños y traficantes de estupefacientes cometidos por jóvenes a partir de los 14 años de edad y que por ser menores de edad no se les puede sancionar.

En segundo lugar, porque las bandas de narcotraficantes mayoristas escogen a estos muchachos para entrenarlos como jefes de grupos distribuidores de estos productos ilícitos en las escuelas y colegios, para no despertar sospechas.

Y en tercer lugar, ya no estamos viviendo en las décadas del siglo pasado, donde no existían las famosas redes sociales. Hoy, los niños a partir de los cinco años conocen muchas cosas debido a estos medios y por lo tanto, un joven de 16 años ya no es ingenuo y conoce su responsabilidad.

Juan Antonio Yaruro Conde

De todo hay en

la viña del Señor

La Semana Santa, tiempo de reflexión y meditación, nos lleva a la vez a buscar y comparar ciertos personajes y actitudes de la vida nacional en lo que se refleja un tanto la sociedad y sus maneras de conducirse, de obrar y de conducirse, cuando de funciones gubernamentales se trata.

El crucificado siempre será el pueblo, agotado de sus miles esfuerzos por sobrevivir, será puesto en el patíbulo por quienes muchas veces les estorba, aunque se han lucrado de él. Estará ahí en el centro de la historia.

Barrabases que roban supuestamente para darlo a los pobres y se salvan cuando la suerte les sonríe por una equivocación cuando han caído en desgracia.

Un sanedrín aprovechado de sus leyes en beneficio propio, menos en defensa de la legalidad.

Los judas que venden hasta su propia madre por unos viles centavos, con tal de obtener pingües beneficios, jamás se arrepienten ni se ahorcan con la corbata.

Los Pilatos aduladores de los césares para mantenerse en sus puestos de mando, se lavan las manos luego de darse cuenta de su propia incompetencia.

Muchos cirineos que cargan una cruz que no es de ellos obligados por las circunstancias.

Al final del espectáculo las santas mujeres, compañeras inseparables en la alegría y en el dolor, casi olvidadas y poco comprendidas cierran el drama de un mundo que vive su propia pasión.

Tobías Herrera Méndez

Peaje Mesa de los Santos

Increíble trancón peaje mesa de los santos y solo una vía abierta. Es imposible que no haya quien controle el peaje de la Mesa de Los Santos que está generando tantos ingresos y la incapacidad para ofrecer un buen servicio es total. El Sábado Santo se muestra que los señores del peaje sólo atendían en un carril sin preocuparles el trancón generado.

María Martínez

Carros en los andenes

En reciente publicación de Vanguardia Liberal, La Dirección de Tránsito de Bucaramanga advirtió que “metería en cintura” a quienes utilicen andenes y vías peatonales para estacionar carros y motos. Pero eso de “meter en cintura” suena a ambigüedad; porque ese estribillo lo hemos venido escuchando desde hace tiempo; y del dicho al hecho hay mucho trecho; hay sectores en donde no ha sido sancionado ningún infractor y uno de ellos es Provenza, especialmente a todo lo largo de la calle 105, una de las de más intenso tráfico en Bucaramanga, donde los andenes son completamente invadidos por carros de todas las categorías y motos.

A lo anterior unida la irregularidad de los andenes construidos al amaño de cada propietario de predio. Con escalones y altibajos que los hacen más intransitables.

Señor Director de Tránsito: ya es hora de pasar de la intención a la acción. Los peatones tienen derecho a su seguridad.

Carlos Martínez Rojas

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad