Viernes 20 de Abril de 2018 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

La paz se esfumo

Cuando el presidente Juan Mantel Santos firmó el acuerdo de paz con las Farc, muchos colombianos creímos que por fin había terminado la guerra en Colombia, después de décadas de estar confinados a ver masacrar a tristes y humildes ciudadanos de manos de la guerrilla más retrograda que se haya visto.

Hoy creímos otra vez con mayor esperanza que el acuerdo en La Habana sentaría de una vez por todas la tan anhelada paz. Las Farc tendrían un indulto a sus crímenes, serían un partido político con 10 escaños en el Congreso, sus combatientes se convertirían en prósperos empresarios del agro y todo sería como antes.

Los colombianos, como buenos patriotas, solventamos este episodio negro de la historia con un perdón y una reconciliación única. El Presidente recibía el galardón como embajador mundial de la paz El “Mesías” que estabais esperando. Sin embargo, la gloria fue muy corta y no pasaron dos años para ver la realidad cruda y descarnada de una país viciado por la corrupción y la política.

Hoy el proceso de paz se debate “herido de muerte” ante la extradición de santrich a los Estados Unidos.

José Alejandro Centeno

Campesinos de

Sevilla sin vía

Desde hace casi 20 años los habitantes del alto de Sevilla (arriba de Piedecuesta vía a Pamplona) vienen reclamando al Gobierno Nacional que se les haga una vía definitiva para poder sacar sus productos agrícolas a las ciudades, específicamente a Piedecuesta. Siempre han recibido las promesas de mejorarles la carretera que utilizan hoy, la cual está en precarias condiciones. Hace unos 10 años se proyectó la variante Sevilla-Piedecuesta, con lo cual se desvía el tráfico pesado que viene y va entre Cúcuta, Pamplona y Bogotá, y así les solucionaban a todos. Sin embargo esta variante se canceló y se cambió por la hoy llamada Conectante C1-C2 Autovía Bucaramanga Pamplona, la cual desvía el tráfico pesado (1.000 camiones diarios) de esa ruta hacia la Universidad Pontificia Bolivariana en Floridablanca. Para los Campesinos de Sevilla no hay solución entonces; para el Área Metropolitana de Bucaramanga tampoco, porque el tráfico pesado se queda entre Florida y Piedecuesta frente a Ruitoque Condominio con su contaminación y afectaciones múltiples.

Tulio Meneses

Tengo sed

Tengo sed de justicia y de perdón, de comprensión, amor y tolerancia, de sensatez.

Salud y educación, para al niño sacar de la ignorancia.

Un pueblo educado no permite que el corrupto ejerza su labor, procura doquiera que transite a los niños brindarle comprensión.

Para cambiar al país es necesario un cambio al sistema educativo, educar en el hogar es prioritario allí debe empezar el incentivo.

Un pueblo carente de justicia, de amor, de paz y convivencia, fácilmente se llena de avaricia y patrocina doquiera la violencia.

Un niño sin techo y sin abrigo, sin amparo, sin pan y comprensión, de injusticias a diario es testigo careciendo de buena formación.

Hugo Fernelly González

Violación de los

derechos humanos

La situación de orden público se ha venido deteriorando cada día más, aparecieron los secuestros, la extorsión, fleteo y los asesinatos de policías, periodistas, defensores de los derechos humanos, en fin personas que de una u otra manera ejercen liderazgo dentro de sus comunidades.

Nuestro Presidente y su Gobierno pensaron que la violencia se iba a terminar en Colombia y en sus momento hasta retiraron las tropas de los sitios con problemas de orden público, pero eso no ha sucedido, el problema sigue y se necesita autoridad y que el Estado colombiano desarrolle los programas que tanto se han anunciado, la restitución de tierras, la reparación a las víctimas, la salud, la construcción de nuevos centros educativos, la construcción y mejoramiento de las vías, y el poder ofrecerle a todos los desplazados la posibilidad de regresar a sus ancestros, eso es posible pero con proyectos ejecutables y lejos de la corrupción.

Pablo Chávez Suárez

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad