Jueves 07 de Junio de 2018 - 12:01 AM

HÁGASE OÍR

Ilusiones

Ilusiones

De manera respetuosa califico así a quienes piensan, creen que por el hecho de que Colombia ingrese a la Ocde, por decreto se acabará la corrupción y que se impondrá la transparencia en infinidad de instituciones o que mejorará la fiscalización en todos los procesos de contratación, en la evasión de impuestos, entre otros.

¿Cuál es la razón para anotarnos en esta organización? Que debemos cuidar los páramos, la naturaleza, los nacimientos de agua, los recursos no renovables, conservar el ecosistema, cuidar el medio ambiente, tener equidad social, mejorar el empleo, darle oportunidad a las nuevas generaciones, o es que desconocemos que los líderes sociales en Colombia los están matando 'únicamente' por líos de faldas.

La Ocde hizo los primeros tímidos comentarios y su posible implementación en Colombia: que el salario mínimo es muy alto, pasará a revisión, que se deberá privatizar la tv pública, e igualar la edad de pensión, tanto para mujeres como a hombres, no a los 57 años, sino a los inalcanzables 65.

Renzo Orlando Gutiérrez Rivera

Elecciones

Este será mi último escrito político hasta el día de las elecciones y lo hago, para felicitar al doctor Sergio Fajardo por su sabia decisión de votar en blanco, era lo mejor para dejar el camino abierto para el 2022.

La única sugerencia que yo le haría y con todo el respeto es que saliera del país hasta el 14 de junio, y regresara a depositar su voto anunciado, o que triplique el esquema de seguridad, ya que puede ser susceptible de convertirse en objetivo distorsionador en estos momentos en donde “todo se vale”, sin importar “ni la vida ni el país”.

En Colombia lo hemos vivido como el de Gaitán, el secuestro de Pastrana, el crimen de Galán, supuestamente que fue planeado para que Gaviria ganara; o el de Pizarro, Pardo Leal y el de Jaramillo Ossa son algunos referentes para “despertar el sentido de repudio y solidaridad para ganar la presidencia al precio que sea”.

Hernán Álvarez Rueda

La selección Colombia

Viendo el encuentro entre la Selección y la de Egipto, me di cuenta que faltan los jugadores Edwin Cardona y Duvan Zapata. No pueden faltar, así a Cardona le falten por cumplir dos de los cinco partidos impuestos por la sanción de la Fifa, y a Duvan le falten unos días más para recuperase de la lesión. Cardona es el jugador habilidoso y gambeteador que debería tener la selección, en el medio campo puede ayudar mucho a James. Ellos son jugadores habilidosos y gambeteadores muy difíciles para marcarlos. El jugador contrario no se imagina, reacciona tarde, y a veces dicha reacción es de agresión o falta. Hacen la diferencia cambiando el resultado. En cuanto a Duvan es un delantero fuerte, de potencia, que sabe dominar, así vaya cuerpo a cuerpo con el defensa contrario, se bate con los defensas contrarios y en la mayoría de las veces gana para concretar. Además puede acompañar o reemplazar a Falcao. Por lo visto, en el partido contra Egipto estas destrezas y técnicas no las tiene ninguno de los otros jugadores reemplazantes que ha llevado Pekerman. Ponen marca, coraje y ganas; pero gambeta y desequilibrio no la tienen.

Guillermo Beltrán Vera

Justicia especial

En Colombia hay alguien que de tanto hacer maldades se volvió “héroe”. Los Obispos lo hospedan, el Presidente le ofrece sus disculpas, alguna prensa lo halaga, le rogaron de rodillas que no aguantara hambre, que él sí le hizo pasar a los prisioneros injustos que tuvieron en inhumanos corrales de alambre y que la televisión mostró en escenas de horror. Son los que tienen la sartén por el mango, viven en cuartos elegantes como hoteles de cinco estrellas, tienen celulares, computadores, escriben libros y hasta tienen novia. Esa es la justicia de la llamada JEP, por algo la nombran como especial, pero la semana pasada no pudo ser peor, permisos para hacer turismo a uno de los bandidos que le puso la bomba al Club del Nogal, ¿puede ser esto una justicia?

Julio Valdivieso Torres

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad