Miércoles 22 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Por una revolución moral

Volveremos a votar por una idea, no por unos candidatos, aquellos que nos han sido impuestos con todo y marketing. Al fin le toca al pueblo, no importa de donde venga la idea, lo que importa es que el voto no lo piden los políticos corruptos. A este país que transformó un político en un mito al cual se le debe fidelidad hasta la eternidad, este país latifundista y con toda su carga ideológica, en este país va a ocurrir una revolución moral si gana el voto anticorrupción. Volverá a ocurrir un Brexit? Si es así quedaremos más que polarizados, tal vez, bipolarizados.

Ernesto Rodríguez Albarracín

Menos policía,

más poesía

Así decía un grafiti que estaba escrito en un muro de las calles de Bucaramanga y lo leí hace un buen tiempo. Sin embargo, es oportuno traerlo a colación en estos momentos en los que se habla del incremento de la delincuencia en nuestras ciudades, incremento del que Bucaramanga no se ha salvado.

Es claro que la delincuencia debe combatirse, es claro también que como dicen los “sabios “, el delito no es la forma de obtener el dinero que se necesita para el diario vivir.

En un programa de Televisión vi en una entrevista que le hicieron a un delincuente experto en el llamado cosquilleo como éste muchacho hablaba de que lo que él hacía, lo llamó “arte “, eso es absurdo, arte es otra cosa, pero a esos extremos de aceptación de una vida delincuencial, hemos llegado.

También es claro que la delincuencia tiene un factor altamente detonante, la Reincidencia.

Pero no nos olvidemos que hay otro gran detonante, el hambre. Nuestras calles están llenas de indigentes y ahora de venezolanos con hambre, una persona con hambre es caldo de cultivo para la delincuencia al verse y al ver a sus hijos con hambre, eso es duro.

Un consejo, en lugar de juzgar tanto, ayudemos, somos expertos en juzgar, pero no en ayudar y a los Gobiernos de turno otro consejo, menos policía, más poesía.

Los problemas de la delincuencia son coyunturales, no se arreglan solamente con más Policías en las calles.

Hernando Mantilla Medina

El Exilio Venezolano

El exilio era en siglos pasados, uno de los castigos más sensibles aplicado a una persona. Eran épocas antiguas, sin las comunicaciones y el transporte actual, en que un exilio era una cadena perpetua...

Allí moría el exiliado, lejos de su patria y su familia.

Hay exilios en la actualidad como el que viven los Venezolanos que salen de su País buscando una patria. Allí les robaron su alegría de vivir. Son los jóvenes que no se resignan a perder la ilusión de una vida diferente a la que tienen ahora, inclusive votaron muchas veces por el régimen actual, pero ya no más los viejos allá se resignaron ya - como los Cubanos - a morir pobres y con hambre porque las fuerzas y las enfermedades no les dan para una nueva aventura.

Filas de jóvenes llegan a la ciudad cargando con pocas pertenencias; vienen pobres, eso se ve; y pocos días después salen con su deteriorado equipaje caminando muy temprano hacia Bogotá y de allí a otros destinos.

Chávez, Maduro, destruyeron el país, lo arruinaron, lo regalaron y además de enriquecerse, les robaron la patria a los ciudadanos y les quitaron la ilusión de vivir. La cárcel será su exilio.

Enrique Rueda Pinilla

A el dinero

Según el doctor Joan Antoni Melé, conferencista y formador en valores opina: “si los ciudadanos supieran que hacen los bancos con su dinero no lo permitirían”. Pues no es posible que los capitales a nivel mundial estén en el 1% del pueblo mientras el 99% restante vivimos en malas condiciones económicas.

Hemos oído el pez grande se come al pez pequeño, y nunca se podrá superar la diferencia tan grande que existe a nivel mundial.

Pero serán felices las personas que acumulan tanto dinero, cuando sabemos muy bien que este no compra todo, creo que la tranquilidad y la paz que nos da el compartir lo poco se tiene es un sentimiento superior y que ningún dinero puede comprar.

Así que no os preocupéis cada quien acumula su felicidad como puede.

Chepita Jaimes Conde

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad