Publicidad
Mar Nov 21 2017
19ºC
Actualizado 09:48 pm
Domingo 09 de Octubre de 2011 - 12:01 AM

¡Las Bacrim al poder!

Columnista: Juan Manuel Galán

Mucho se habla de las Bacrim en los medios de comunicación. Hay un millar de nombres de grupos y de “alias” que se entremezclan creando un confuso escenario que lleva a la sobre simplificación de un problema o la indiferencia del mismo.

Mi equipo tuvo la oportunidad de entrar en contacto con algunos miembros de estas organizaciones para preparar el debate que se llevó a cabo el pasado 4 de octubre en la plenaria del Senado. En dicho debate, tratamos de hacer claridad sobre estas organizaciones delictivas y advertir del inminente riesgo de captura de las administraciones locales a través de los candidatos que promueven en varias regiones del país.

Afirman en la entrevista que el negocio de estas organizaciones delictivas es prestarles seguridad a los narcotraficantes. Sus ingresos provienen de los pagos que hace el “capo” al que le sirven y de extorsiones y secuestros que constituyen su caja menor. En su actividad han entrado en contacto con las Farc, con quienes han hecho negocios para facilitarle a esta última el transporte y exportación de la cocaína.

Por lo anterior, es claro que algunas de las Bacrim han roto con sus orígenes paramilitares, en el sentido de ser grupos antiguerrilleros. Igualmente pone en evidencia la desideologización de las Farc confirmando la tesis de su carácter mafioso antes que revolucionario. Las Farc hoy no son más que una Bacrim.

Así mismo, sus declaraciones ponen en alerta sobre el uso de la minería ilegal, el mercado de maderas y la ganadería como instrumentos para el lavado de activos de su organización.

Respecto a las elecciones, las diferentes Bacrim están financiando candidatos, garantizándoles votos, presionando al electorado y eliminando a aquellos candidatos que no han mostrado voluntad de colaborar. Para ello han logrado infiltrar hasta las mesas de votación donde los jurados le informan al Jefe de la zona quién votó y quién no.

Su gran objetivo no parece ser adueñarse de los recursos públicos, sino tener control del Estado para inutilizarlo: alcaldes que no denuncien, que mantengan quieta la Policía.

Finalmente, se les preguntó cuál era una buena forma de combatirlos, la respuesta fue sorprendente: “limpien la ley”. En efecto, duraron cuatro años eludiendo a las autoridades gracias a la información oportuna de miembros de la Fuerza Pública, fiscales y jueces que les anticiparon la acción de las autoridades. Si la sociedad y las autoridades no actuamos de manera coordinada y comprometida frente a este nuevo fenómeno de violencia más que perder el Estado en un conflicto lo estaríamos entregando a los mafiosos.

Autor:
Juan Manuel Galán
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad