Lunes 1 de Septiembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Ramiro Serrano
Patrocinado por:
Viernes 07 de Septiembre de 2012 - 08:23 AM

Los remates

Autor: Ramiro Serrano

En forma sabia la Ley 1395 de 2.010, que habla de la descongestión de la justicia, frenó el desequilibrio procesal en que se vieron los deudores y acreedores prendarios e hipotecarios, cuando se remataban sus bienes por el incumplimiento de las obligaciones ejecutivas.

Es así que a partir de su expedición, éstos van a tener las siguientes características:

a) Solo se rematará un bien por el 70% del valor comercial del inmueble, acabando con el detrimento patrimonial del deudor que veía feriar sus bienes hasta por el 40% de su costo.

b) Del término remate se pasa al de licitación;  el día en que se realiza la diligencia, los participantes entregan en sobre cerrado su oferta sobre la que se comprometen a cancelar si se les adjudica el bien, que nunca puede ser inferior al 70%. El juez, una hora después de haber iniciado la diligencia, abre los sobres y le adjudica al mejor postor el bien objeto de remate. Con esta actividad, fuera de garantizar un pago justo sobre lo rematado, se acaba con las negociaciones inescrupulosas que se hacían  para que los bienes no sobrepasaran en mucho la base del remate. Hoy, cualquier persona y sin intermediarios, puede adquirir un bien en una diligencia de remate.

c) Si no hay oferentes en la diligencia de remate, se considerará desierta y se convocará las veces que sean necesarias, para adjudicar el bien mínimo con el  70% del avalúo comercial.

d) En los procesos hipotecarios y prendarios, el acreedor puede solicitar al juez que le adjudique el bien hipotecado o prendado para el pago de la obligación, con lo cual se evitan procesos largos y tediosos, favoreciendo la celeridad de la justicia y la protección de los intereses del acreedor, pero con la consecuencia de que estos créditos preferenciales no dan alternativa al deudor para demoras en el cumplimiento de sus obligaciones.

Ojalá que este nuevo elemento procesal que se encuentra en revisión en la Corte Constitucional, salga avante en pro de la celeridad de la justicia, de los acreedores y de los deudores.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (3 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones