Martes 21 de Octubre de 2014
Publicidad
Publicidad
Ramiro Serrano
Patrocinado por:
Jueves 11 de Noviembre de 2010 - 12:01 AM

La vigilancia en la propiedad horizontal

Autor: Ramiro Serrano

El Decreto 2187 de 2.001 en su artículo 2, expresa: “Se entiende por Vigilante, la persona natural que en la prestación del servicio se le ha encomendado como labor proteger, custodiar, efectuar controles de identidad en el acceso o en el interior de inmuebles determinados y vigilar bienes muebles e inmuebles de cualquier naturaleza, de personas naturales o jurídicas, de derecho público o privado a fin de prevenir, detener, disminuir o disuadir los atentados o amenazas que puedan afectarlos en su seguridad…”. El mismo artículo establece: “Esa persona natural, denominado vigilante o escolta de seguridad, debe prestar su labor necesariamente a través de un servicio de vigilancia y seguridad privada”.

El incumplimiento a la anterior norma generaría para la copropiedad multas que oscilan entre los 20 a 40 salarios mínimos mensuales legales.

Es una equivocación en los Edificios o Conjuntos sometidos a propiedad horizontal otro tipo de contratación, justificándolos con nombramientos como conserjes, servicios generales, portero, etc., ya que expresamente se estaría violando la ley, con el riesgo de ser sancionados por la misma Superintendencia por el incumplimiento de este mandato legal.

Tenemos que ser conscientes que si vivimos en propiedad horizontal y queremos tener ciertos servicios, como es en este caso la vigilancia, tenemos que someternos a ciertas condiciones que verdaderamente nos generen una protección social o utilizar otros medios como es la seguridad electrónica o cualquiera que nos cubra dicha necesidad.

Si analizamos cuánto nos cuesta contratar laboralmente y en forma personal los servicios de vigilancia, el supuesto sobrecosto nunca supera el 10% y al contratarlo con una empresa vigilada por la Superintendencia de Vigilancia estamos garantizando control, capacitación, uniformes, la inexistencia de vinculación laboral con la propiedad, cambios de personal que garantizan seguridad para los residentes, pólizas de seguro por responsabilidad contractual…, en fin, son más las ventajas que las desventajas que se encierran dentro de este marco jurídico.

Por lo anterior, debemos dejar nuestra terquedad de seguir contratando este personal directamente y evitar daños que a futuro serían irremediables.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (1 vote)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones