Sábado 22 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Los ignorantistas

Columnista: Alejandro Alvarado

alejandro.alvaradobe@gmail.com

En el siglo XIX existió en el país un movimiento denominado “Los ignorantistas”, que tomó por bandera oponerse a las reformas educativas del régimen liberal radical; era un grupo de católicos y conservadores, que a través de propagadas se opusieron a toda iniciativa pública por transformar a través de los colegios al país. La movilización social fue tan contundente, que si se hubieran tenido en cuenta los deseos populares, nunca hubiera existido movimiento educacional.

La gente creía que la educación tenía poco valor para sus hijos, y en muchos casos tenían razón, los métodos arcaicos usados por maestros que estaban mal preparados hacían en la práctica que los conocimientos aprendidos no fuera más que ejercicios de memoria. Recapitulando los aportes de la historiadora Jane Raush, “un campesino le decía a Dámaso Zapata, si llevo a mis hijos a la escuela, nunca regresarán, porque el día en que ellos sepan más que yo serán mis enemigos”.

Así las cosas, el país tomó la decisión de continuar por ejemplo con un campesino analfabeta que sentía apatía por la enseñanza. “Los hombres rústicos no podían entender el valor de la educación” sentencia Raush, y es que esto se traduce en el fondo a que aquellos que medio sabían leer y escribir terminaban convertidos en tinterillos que abusaban del campesino que quedaba a su merced, reforzando de esta manera la desconfianza en la educación.

Ahora el país enfrenta nuevamente un debate, continuar con el modelo económico que conocemos no nos llevará al desarrollo. La riqueza generada por la tierra sustentada únicamente en un modelo extractivo lo único que genera es una bonanza esporádica que de ninguna manera puede sostener las cada vez mayores necesidades públicas de la nación. Si no sacamos al país del estado de analfabetismo en el que se encuentra, seguiremos con el pobre desempeño económico que tenemos.

Finalmente, tenemos un montón de tinterillos que gobiernan, analfabetos funcionales que se han recibido como profesionales pero no comprenden la razón de ser de sus saberes, el problema es tan grave que nos gana la desesperanza.

Autor:
Alejandro Alvarado
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad