Publicidad
Lun Oct 23 2017
20ºC
Actualizado 05:55 pm
Jueves 21 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

La luz roja

Columnista: Alexander Arciniegas

A mediados de 1998 mientras la producción de coca crecía, los Estados Unidos apoyaban la negociación con las Farc impulsada por Pastrana quien incluso propuso a Clinton un “Plan Marshall” para las zonas cocaleras. Un año después el escenario cambió radicalmente por cuenta de la presión de los halcones en Washington para quienes negociar con la guerrilla siempre ha ido en contra vía dela lucha antidrogas. Así, en lugar de apoyar una estrategia integral frente al problema que complementara los esfuerzos de paz, EU impuso su agenda de fumigaciones y militarización a través del Plan Colombia. Al cabo de casi 20 años el país corre el riesgo de repetir la historia, pues Trump se ha distanciado del apoyo que Obama dio a la paz y viene aumentando la presión para volver a meter al país de cabeza en las fracasadas estrategias represivas. Antes de las amenazas de descertificación, el Secretario de Estado había exigido “volver a destrozar estos campos” con glifosato, mientras el Subsecretario para Asuntos Internacionales de Narcóticos le había jalado las orejas al gobierno por el aumento de los cultivos.

El problema de este súbito viraje de la Casa Blanca es que impacta negativamente el corto circuito existente entre la erradicación forzosa impulsada desde el Ministerio de Defensa y la sustitución voluntaria y concertada que el Estado se comprometió a priorizar conforme al punto 4 del Acuerdo Final. Como lo denunció el Consorcio Internacional sobre Políticas de Drogas en carta al Presidente, la creciente militarización de la erradicación desconoce la raíz socioeconómica del problema y los acuerdos alcanzados con comunidades locales en el marco del Programa Nacional Integral de Sustitución. De allí las recientes protestas campesinas en el Catatumbo, Caquetá, Meta y Nariño que de paso son una luz roja para el gobierno advirtiéndole que de ceder a las presiones enfatizando la criminalización aplazaría la tarea de avanzar en las precondiciones para la paz tal y como sucedió hace casi dos décadas.

Autor:
Alexander Arciniegas
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad