Publicidad
Jue Ene 18 2018
20ºC
Actualizado 09:20 pm
Jueves 07 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

Otro golpe

Columnista: Alexander Arciniegas

El presidente hondureño Juan Orlando Hernández, quien en 2009 apoyó el derrocamiento de Manuel Zelaya acusándolo de querer perpetrarse en el poder, parece estar dispuesto a cometer un fraude electoral con tal de reelegirse. No se trata de un hecho aislado, pues Honduras, ese minúsculo país centroamericano asediado por la pobreza, las maras y el narcotráfico, vive desde 2009 una crisis estructural de su débil democracia.

Así lo evidencian la cuestionable aprobación de la reelección en 2015; las miles de detenciones arbitrarias y cientos de asesinatos políticos como el de la líder ambientalista Berta Cáceres y las irregularidades en las elecciones del 26 de noviembre en las que JOH del conservador Partido Nacional disputó la Presidencia con Salvador Nasralla, de la Alianza Opositora contra la Dictadura apoyada por el ex presidente Zelaya.

En el actual impase el tribunal electoral presidido por un antiguo copartidario del Presidente, al día siguiente de la elección y cuando el candidato de oposición tenía una ventaja de 5% con el 56% de las actas escrutadas, suspendió la divulgación de boletines y tres días en medio de apagones del sistema de cómputo, revirtió el resultado en favor del presidente-candidato desencadenando fuertes protestas de la población reprimidas por el gobierno al amparo del toque de queda.

Así, mientras la OEA se resiste tímidamente a avalar el resultado del escrutinio y la UE presiona para que se realice un reconteo en los términos exigidos por la oposición, los EUA parecen interesados en sostener a su principal aliado en la región.

De perpetrarse un nuevo golpe a la democracia en Honduras se mantendría en el poder a un Presidente sobre el cual hay indicios de corrupción y vínculos con el narcotráfico profundizando un régimen autoritario y militarizado que controla los poderes públicos y los medios de comunicación, existiendo además el riesgo de que este tipo de episodios se repitan en otras naciones latinoamericanas de cara al impredecible ciclo electoral de los próximos dos años.

Autor:
Alexander Arciniegas
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad