Jueves 08 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

La consulta ecuatoriana

Columnista: Alexander Arciniegas

La consulta del pasado domingo le dio al Presidente ecuatoriano Lenin Moreno, improvisado caudillo del anticorreísmo de derecha e izquierda, una contundente victoria frente a Rafael Correa. Este resultado se explica a partir del cerrado apoyo que recibió de las élites tradicionales, encabezadas por Guillermo Lasso y los alcaldes de Quito y Guayaquil y al impacto de los casos de corrupción selectivamente instrumentalizados por la derecha desde la pasada elección presidencial.

Como se recordará, tras elegirse con el aval de Alianza País, Moreno se distanció de su mentor, aproximándose a los intereses de grandes banqueros, empresarios y grupos mediáticos, que recibieron con simpatía ideas como la de negociar un TLC con EE UU, dando pie a las críticas del expresidente que lo acusaba de gobernar con el programa de la oposición; al tiempo que Lenin respondió a estos reproches acusando de corrupto al gobierno que meses atrás elogiaba. De este modo y saltándose el control de constitucionalidad, convocó una consulta que mezcló desde temas tributarios, hasta la imprescriptibilidad de crímenes sexuales contra menores, manteniendo un núcleo duro dirigido a golpear a su adversario: eliminación de reelección presidencial indefinida; la reforma del Consejo de Participación Ciudadana y el fin del impuesto a la plusvalía so pretexto de reactivar la construcción. Si bien Moreno consiguió legitimar su golpe de timón, Correa también salió librado alcanzando un 36% de apoyo, es decir, un 28,8% del total de votantes muy cerca del 28,9 obtenido por Lenin en la primera vuelta de 2017. Así el correísmo no solo sobrevive al chaparrón, sino que queda bien posicionado para las elecciones locales de 2019, considerando que el gobierno parece más receptivo a las demandas de los grupos empresariales que pujan por retomar las políticas neoliberales que condujeron a la aguda crisis de 1997-2007 que a las expectativas de su ala izquierdista, esperanzada en recuperar el proyecto de cambio plasmado en la Constitución de 2008.

Autor:
Alexander Arciniegas
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad