Jueves 06 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Macrisis

Columnista: Alexander Arciniegas

politicainternacional1648@gmail.com

En noviembre de 2015 Iván Duque celebró la elección de Macri calificándola como “la victoria de las ideas sensatas”. Sin embargo, los últimos dos años y medio no han sido nada felices para los argentinos: aumentó la pobreza y las tarifas de servicios públicos; el país se endeudó para pagar a los “fondos buitre” al tiempo que disminuyó la inversión en la salud y la educación; volvió la peligrosa militarización de la seguridad con el pretexto de combatir el narcotráfico y el terrorismo; y como si fuera poco, se autorizaron varias bases militares norteamericanas como la de Neuquén, región con una de las mayores reservas mundiales de gas.

Superado por la crisis económica que hoy incluye una brusca devaluación del peso; inflación arriba del 40%; una tasa de interés de referencia que triplicó a la de Venezuela en un intento desesperado por retener la inversión extranjera y un “remate” de reservas internacionales para los amigos; Macri como De la Rúa en 2000, ha tomado la cicuta del acuerdo con el FMI, es decir, decidió acelerar el ajuste fiscal y castigar con más impuestos a una población desesperada que difícilmente lo relegirá en 2019, si es que termina su mandato.

Muchos argentinos hoy están pendientes del tipo de cambio no para comprar dólares sino para correr al supermercado antes que los precios de la leche, el pan, la carne vuelvan a subir. Por eso, el tango para la “Macrisis” es ese que dice: “Por ser bueno me pusiste en la miseria, me dejaste en la palmera, me afanaste hasta el color, en seis meses me comiste el mercadito, la casiya de la feria, la ganchera, el mostrador… Chorra me robaste hasta el amor”.

Lo que más me aterra es que las “ideas sensatas” de los neoliberales que nuevamente llevan a la Argentina por el despeñadero son las que hoy gobiernan Colombia. Ojalá Jim Rickards el ex espía que pronostica el colapso económico colombiano sea otro Walter Mercado.

Autor:
Alexander Arciniegas
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad