Publicidad
Publicidad
Dom 19 de Abr de 2015
20ºC
Actualizado 06:13 pm
Sábado 22 de Diciembre de 2012 - 12:01 AM

Reunión familiar

Hoy se reúne en Bogotá la familia Ardila-Serrano. Cumplía yo un encargo profesional en Simacota, y al regresar al Socorro encontré un mensaje del Consejero de Estado Pedro Gómez  Parra, ofreciéndome el cargo de Magistrado del Tribunal  Contencioso en Bucaramanga. Acepté inmediatamente y viajé a esta ciudad.

El 9 de abril (asesinato del doctor Jorge Eliécer Gaitán) había causado tropelías en Socorro y el sector conservador, desprevenido antes,  resolvió vengar en todos los liberales aquellos desmanes.  En Bucaramanga me dio posesión el jefe civil y militar Miguel Ángel Hoyos, designado por el presidente Ospina Pérez por efecto del mismo 9 de abril.

Conseguí en arriendo una casa de Don Lázaro Valderrama por $90, y mi sueldo era de $450.  Recién llegado, me dijo la empleada que los vecinos eran Efraín Ardila Serrano y su esposa Cristina Duarte, hija de Salustiano, galaneros como yo, él residente en San Gil, y que habían estado allí para ofrecer  sus servicios. Fui entonces a su casa para agradecer su presencia en la mía, mientras él jugaba con la menor María Cristina; los demás llegaron seguidamente de sus colegios. No habían nacido la mitad de ellos. Desde entonces, y viviendo muchas alternativas, trabamos una permanente amistad que prolongaba la de San Gil. Los Ardila habían sido viajeros, porque estuvieron en Bogotá, Villapinzón y San Vicente, donde Efraín era finquero.  Aquí tenía una bomba de gasolina en donde nos reuníamos frecuentemente. Terminamos de socios colonizadores en la región del río Cascajales, en San Vicente.

Bien está que se reúnan  así sea parcialmente, en el día de hoy, porque ese reencuentro será grato e inolvidable. Efraín tuvo varios hermanos que tuvieron sus hijos y seguramente será la primera vez que lo hacen. Dos de mis nietas son Ardilas y allí estarán. Es ejemplo para familias cuyos integrantes ni siquiera se conocen, mucho más estos Ardilas, que han hecho bastante por su tierra y tienen muchas cosas para referir.

Autor:
Alfonso Gomez Gomez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (10 votos)
Otras columnas
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad