Publicidad
Mié Oct 18 2017
23ºC
Actualizado 05:10 am
Sábado 29 de Octubre de 2011 - 12:01 AM

Mañana será otro día

Columnista: Alfonso Gomez Gomez

Son varios los problemas que mañana, día electoral, se aproximan a solución, y muchos los que no tendrán esa oportunidad.


La prensa diaria nos informa del clima de violencia en el área, riñas que concluyen en puñaladas, disparos y pendencias diversas. Lo que requiere preferente atención, puesto que pavimentar calles, abrirlas, velar porque los prestadores de salud lo hagan cabalmente, que el agua no falte y sea limpia, o que la movilidad sea operante, son cuestiones de sentido común. Aunque conviene repetir que el sentido común no es muy común y sí bastante raro, a juzgar por asuntos que se ven diariamente. De ahí que se requiere de las autoridades que mañana surjan, se concentren en lo público y no en lo personal que, debe confiarse a otros, como se estilaba en Colombia. Eso hará mi candidata Martha Pinto.


Lo grave, que reviste máxima importancia, es la convivencia, muy distante de ser realidad. Una chanza, un conflicto entre vecinos, una suma incumplida, un simple juego se decide a cuchilladas o disparos que causan víctimas, y trabajo a clínicas y hospitales. Andamos armados, y esto conduce a dañar al prójimo, nuestro próximo como la palabra lo indica. De situaciones que podrían resolverse a puñetazos, simplemente, se pasa a los homicidios y a las cárceles, al trabajo de jueces y a la falta de convivencia.


Hay alianzas, obviamente, las que pactaron con personas que registran antecedentes judiciales, muy vistosas en verdad; que debieran ser discretos. Es claro que nos preocupamos hoy de la alta desocupación, causa eficiente y formal de muchos conflictos, advertido que el conflicto estará siempre presente en la sociedad. Pero necesitamos una cultura para saber resolverlos, sin apelar a la violencia, que está a flor de piel en sociedades atrasadas; será fundamental practicar convivencia, la cultura que nos enseña a ser pacíficos y a no ofender por cualquier motivo, exista o no.


De un estudio de "Funprocep" transcribo: "Trabajar por transformaciones en la sociedad, implica… desarrollar cambios en la familia y en la escuela, como espacios para la formación de las personas. En el trabajo que se realiza en diversas organizaciones e instituciones para el logro de prácticas democráticas, solidarias y de convivencia pacífica, se tienen ámbitos de actuación para docentes, directivos, familias, líderes sociales y principalmente los niños y los jóvenes…" ¿Podremos?

Autor:
Alfonso Gomez Gomez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (9 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad