Publicidad
Mar Oct 17 2017
28ºC
Actualizado 02:17 pm
Sábado 05 de Noviembre de 2011 - 12:01 AM

Habrá de venir

Columnista: Alfonso Gomez Gomez

He seguido informaciones acerca del reciente proceso electoral y yo, como viejo soldado del partido, me pregunto ¿qué habrá de venir? Hay desconcierto y graves motivos para ello. Desconcierta la presencia de dirigentes cuestionados, mucho más si han sido sancionados legalmente. Acontece que estos se exhiben bastante en vez de esconderse, y así no funcionan las cosas de la política. Reconozco que actualmente no hay unidad liberal, y los esfuerzos del director actual del partido, o de quien lo sustituya, deben ser continuados. Es evidente que hay desprendimientos del organismo político, como lo son Cambio Radical y la U. Cabría preguntar si lo recomendable es la unidad para un solo frente, aunque la dispersión electoral lo impide. La realidad de que el liberalismo se compone de varios matices no puede perderse, porque es verdad.


No son atendibles algunos conceptos que se han expresado, basados en los resultados electorales. Hay otros signos para tomar en cuenta. La abstención y el voto en blanco son reveladores. ¿Son factores atávicos que siempre han existido? Para la abstención abundan las explicaciones. Otra cosa es el voto en blanco. En el pasado debate, la cifra fue alta y debe preocupar a los dirigentes. Apartados los resentimientos y el "cobro de cuentas", por razones dables para cada caso, es elemental que haya grandeza tanto para entenderlas como para tener razones más altas que el propio duelo, como ha sido siempre. Es cierto que venimos del regodeo de situaciones, pero no han acontecido graves hechos persecutorios, por ejemplo, que motiven actitudes especiales. Pero se advierten "cobros de cuentas" como motivos centrales para tal voto blanco.


El doctor Pardo Rueda, saliente Jefe del partido, no ahonda las razones de la separación en sectores liberales; pasado el debate, ha de ser más notorio el esfuerzo de reunificación como lo hace el presidente Santos. Sin olvidar la afirmación del Presidente Truman, cuando después de la última guerra mundial se esforzaba por vencer resistencia de algunos congresistas a sus planes de reconstrucción de Europa: "La victoria es completa cuando los que pierden también ganan". Si lo redondeamos, puede ser útil ahora. A la unidad se oponen no pocas voces, las de arrasar, primeramente, porque la victoria para ellas representa usufructo. Pero si hay dirigentes verdaderos, la responsabilidad señala otros senderos, cuando hacia la unidad hemos de caminar.

Autor:
Alfonso Gomez Gomez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (12 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad