Publicidad
Sáb Oct 21 2017
22ºC
Actualizado 07:53 pm
Sábado 28 de Abril de 2012 - 12:01 AM

Defensa del idioma

Columnista: Alfonso Gomez Gomez

Varios columnistas han dicho justas expresiones que defienden el idioma.  Juan Gossaín insistió en Sevilla (España) hace un tiempo acerca del magisterio de los medios publicitarios que han de asumir la misión defensiva, porque son cátedra.  Han de ser vigilantes, maestros en asumir su función patrióticamente.  Contra los ignorantes, que proclaman su libertad de decir inepcias porque no quieren estudiar antes de escribir.
Valga esta fecha para rectificar algunas cuestiones. Concienciación deriva de conciencia, pero se escribe impunemente “concientización”.  El horrendo “sicariar” empleado recientemente en este periódico no aparece en el diccionario.  El verbo destacar tiene ahora forma refleja y decimos disparatadamente “destacarse”, “se destacó” cuando simplemente destacó. Fulano destacó por su sabiduría. También me han enviado mensajes “a través de alguien”.  Yo me pregunto, cómo hicieron para atravesarlo, si con alfiler o espada.  En vez de exponerlo bien diciendo “por medio” de, o por “intermedio” de.  Así mismo empleamos “floristería” en vez de “florería” para decirlo correctamente.  Nada más por hoy, en relación con el idioma.    

                                                             
*****
Como viene la feria, ya se anuncian los caballos que fuera del recinto ferial no hacen sino incomodar.  Se despejan calles para tales, que son esenciales para la circulación, y se las toman los borrachos, que montan o negocian con las bestias.  Hay barrios sin espectáculos, pero allá no circulan las bestias, porque ocupan las calles congestionadas de transeúntes, vehículos y otros.  Fácil es limitar su presencia, pues no deben salir del recinto en donde galopan al paso, y si hay tratos allá pueden celebrarse.  ¿Se podría evitar este espectáculo de los ebrios exhibiendo su glotonería?  Claro que sí señalando otros recorridos, principalmente en aquellas zonas que carecen de espectáculos.  No son sino eso, estorbos nada atractivos, y sí muy incómodos en las rutas que les indican o señalan.


 *****
Muy bien el columnista Libardo León en su insistencia en temas educativos.  Somos muy maleducados, hacemos basuras y protestamos porque no las recogen, desperdiciamos el agua tratada, circulamos innecesariamente en cada hora, aparcamos en cualquier acera, no encendemos luces cuando corresponde, y obramos de espaldas a la conveniencia general. Dejamos todo a la Policía, cuando si obramos el derecho evitaríamos la presencia de uniformados que son costosos.  Hacemos ruido, como si quisiéramos que los demás adviertan de nuestros jolgorios.

Autor:
Alfonso Gomez Gomez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (13 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad