Publicidad
Jue Ago 17 2017
22ºC
Actualizado 09:54 pm
Sábado 04 de Febrero de 2012 - 12:01 AM

Por favor Dr.Félix

Columnista: Alfonso Marin

En su triste y sentida despedida de las páginas de este diario, el ingeniero Félix Jaimes Lasprilla, asesor del gobierno departamental en todo lo relacionado con las vías departamentales, mencionó 5 proyectos que serían el motivo de sus desvelos y juiciosa actividad en su nuevo cargo con el sano propósito de mejorar, en parte, el atraso que en materia vial tiene nuestro departamento; que según algunos analistas ronda los cien años.


Fundamentales proyectos tales como la pavimentación de la carretera a Málaga y la doble calzada a Cúcuta, etc. para no mencionar los otros, infortunadamente no incluyen la vía San Gil – Charalá- Duitama que tanto hemos esperado y solicitado los vecinos de esa provincia.


Esta que fue la primera carretera que conectó al departamento de Santander con la capital de la República, con el paso de los años fue perdiendo su importancia hasta quedar prácticamente en el olvido por parte de las autoridades, tanto del departamento como de la Nación. De nada han valido las solicitudes y las promesas de personajes como Jorge Eliécer Gaitán y Mariano Ospina Pérez, que visitaron la zona en la década de los años cuarenta y de ahí en delante por todos los candidatos y presidentes que en Colombia han sido. Definitivamente parece que su arreglo y posterior pavimentación han quedado enredados en los rosales que decoran sus bellos paisajes. De tarde en tarde alguien se vuelve a acordar de su importancia y entonces aparece otra vez como una vía prioritaria dentro de la planeación nacional y se repiten los estudios y las propuestas con tan mala fortuna de que no se completan y menos se llevan a cabo. Desde este espacio quiero aprovechar la euforia por mejorar nuestras vías del nuevo gobierno departamental y la diligencia del nuevo asesor en materia vial, para hacerme vocero de las aspiraciones de la provincia y solicitarles, se incluya como otro proyecto importante para el futuro de la región la mejora sustantiva de esta vía. Quienes hemos creído siempre en las bondades y calidades de nuestra ingeniería, nos resistimos a creer que se hayan equivocado tanto en el diseño de esta carretera como para que sea tan difícil y costosa una intervención con nuevas especificaciones técnicas para dejarla en buenas condiciones, suficientes como para que sea una alternativa renovada para conectarnos otra vez con la capital.


Arreglar esta vía ha sido una alternativa que mantiene en alto el orgullo y las expectativas de toda la región, ahora que hemos venido descubriendo que buena parte de nuestros empresarios santandereanos vinieron a caballo por esta ruta, desde las sabanas frías y hermosas de Boyacá.

Autor:
Alfonso Marin
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad