Lunes 26 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

Escolarización y aprendizaje

Columnista: Alvaro Beltran Pinzón

Ir al colegio y hasta obtener un diploma no quiere decir que un estudiante haya aprendido mucho, señala el reciente Informe sobre el Desarrollo, publicado por el Banco Mundial, en el cual, además, se advierte que el mundo está corriendo el riesgo de desperdiciar la creciente inversión en educación que ha acometido en los últimos sesenta años.

Estas apreciaciones podrían tener alguna validez en nuestra Nación si nos remitimos a los resultados de las pruebas PISA. Se reporta que en las evaluaciones trianuales, entre 2006 y 2015, se detecta un leve mejoramiento en las áreas de matemáticas y ciencias, mientras que en habilidad lectora se acentúa su deficiencia. En general, Colombia permanece en el cuartil más bajo dentro de los 70 países que participan en esta medición llevada a cabo por la OCDE.

Si bien este examen, al igual que cual-quier otro, es discutible y que en él no se mide el conocimiento sino la capacidad de su aplicación por parte de los estudiantes involucrados, sí provoca una voz de alerta que debe tenerse en cuenta. No es razonable afirmar que no se hayan hecho diagnósticos adecuados del sistema educativo o planteado juiciosas reformas curriculares o emprendido pertinentes programas de bienestar escolar, como el PAE. Es posible que estemos llegando al peligroso límite donde interesantes iniciativas se paralizan en la burocracia o se pervierten en las manos de quienes ven oportunidad para la corrupción.

Constituye positivo aliento la publicitada manifestación de prácticamente todas las campañas presidenciales en el sentido de atribuirle a la educación el carácter de pilar fundamental del desarrollo, y son varios los candidatos que han expresado su intención de incrementar su presupuesto a por lo menos la media mundial del 6%, respecto al PIB. Sin embargo, se impone precisar los objetivos que se quieren alcanzar con dicha inversión ya que, aun cuando es necesario aumentar la cobertura, pareciera que la mayor urgencia descansa en el aseguramiento de su calidad y eficacia.

Autor:
Alvaro Beltran Pinzón
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad