Publicidad
Lun Ago 21 2017
21ºC
Actualizado 08:25 pm
Lunes 30 de Enero de 2012 - 12:01 AM

Del dicho al hecho…

Columnista: Alvaro Beltran Pinzón

La verdad de esta expresión popular se revela cada día con mayor nitidez en nuestra realidad nacional, frente a muchas temáticas sobre las que se crean ilusiones y, luego, las fuerzas que se oponen a su corrección o cambio, de manera abierta o solapada, terminan por impedir que soluciones estructurales lleguen a buen puerto.

Son ejemplos dicientes de esta situación, casos como el de la salud que, más allá de las incontables reformas y ajustes que se le han introducido, sigue presentando cifras preocupantes, según registra el último informe “Así vamos en Salud”; los grupos criminales que se reproducen y multiplican, pese a los programas de desmovilización y resocialización; la corrupción que ya no da lugar a más diagnósticos y nuevas manifestaciones de lucha frontal contra la misma, cuando no se aprecia clara y efectiva unidad de acción para ponerle coto; las dificultades con las que empiezan a tropezar la reparación a las víctimas de la violencia y la restitución de las tierras arrebatadas; la lentitud en la aplicación de la Justicia y en la administración pública; o la siempre aplazada y cada vez más amenazada, defensa de nuestros recursos naturales.

Aunque las promesas están ahí, las esperanzas persisten, y los propósitos parecen apuntar a su concreción, lo cierto es que el tiempo avanza inexorable, y los resultados apenas si se esbozan.

En el entretanto, se percibe una ciudadanía desentendida; unos sectores gremiales concentrados en sus particulares conveniencias; y los partidos políticos, capitalizados por la unidad nacional, aplanados en la consolación de orbitar alrededor del poder Ejecutivo, con hambre de burocracia, y casi sin energías para alimentar el espíritu crítico o el aliento renovador que abra la voluntad a los cambios que demanda esta sociedad.

Hoy por hoy, se hace más necesaria una comunidad vigilante. Opciones como la que se vislumbra con el reciente y dinámico Movimiento de Conciencia Ciudadana - MCC, surgido en Bucaramanga, deben merecer amplia vinculación y apoyo para que desde allí se puedan canalizar intereses genuinamente sociales y de carácter general, reforzar el compromiso del gobernante en la construcción de bienestar, desarrollar gestiones positivas para salvaguardar los bienes públicos, y llegar a convertirse en factor clave para que se pase de las palabras a los hechos.

Autor:
Alvaro Beltran Pinzón
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad