Publicidad
Vie Nov 17 2017
26ºC
Actualizado 02:00 pm
Lunes 12 de Marzo de 2012 - 12:01 AM

Los tortuosos caminos de la paz

Columnista: Alvaro Beltran Pinzón

Desde cuando el Presidente anunció que las llaves para encontrar una salida negociada al conflicto armado, soportado por el país durante más de 50 años, no han sido arrojadas al mar, viene aflorando un apreciable número de manifestaciones que apuntalan esta posibilidad, las cuales son reforzadas por las declaraciones del Elny de las Farc, y la más reciente del jefe de este último grupo, con la promesa de suspender el secuestro extorsivo.


Paralelamente, y con marcada parsimonia, se ha venido avanzando en el camino de liberación de 10 uniformados en manos de esa agrupación. Sin embargo, ahora, para mayor incertidumbre de los afectados y de sus familias, surge el comentario de la exsenadora Piedad Córdoba, en el sentido de que su entrega podría verse entorpecida, ante la negativa del Ministerio de Justicia de permitirle visitar a los presos recluidos en las cárceles colombianas; aspecto que tal vez pensaba plantearle al Jefe de Estado, en la audiencia que le solicitó.


Por desmoralización o desmotivación del Ejército, o por su tardanza en adaptarse para combatir la nueva modalidad de hostigamientos y atentados terroristas, las Farc han incrementado su ofensiva, buscando, seguramente con lógica guerrerista, un superior posicionamiento ante una eventual negociación. Estrategia divorciada de la realidad actual, cuando lo que debieran hacer es aprovechar la buena disposición del presidente Santos y las acciones de inclusión y equidad social que con dificultades desbroza el Gobierno, para, en su lugar, con inteligencia política, mejorar su connotación perdida en los vericuetos delictivos y de barbarie en que han incurrido; dar muestras confiables de su decisión de abrazar procesos ciertos de reconciliación y contribuir en una posible instancia de diálogo con iniciativas viables de recuperación de nuestra nación, la cual no está dispuesta a entender que su maltrato pueda significar su redención.


Coletilla: Propio de grupúsculos que se quieren perpetuar en el poder es pretender, a falta de argumentación, que las críticas que se hagan a su gestión atentan contra la institución, que se debieran ventilar “prudentemente” a puerta cerrada o que obedecen a imaginados velados intereses de quienes las formulan. Nada más alejado del espíritu universitario y del carácter abierto que debe rodear la defensa de un patrimonio de todos, como es la UIS.

Autor:
Alvaro Beltran Pinzón
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (8 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad