Publicidad
Lun Sep 25 2017
22ºC
Actualizado 06:57 pm
Domingo 12 de Febrero de 2012 - 12:01 AM

Rendición de cuentas

Columnista: Andrés Mejía

Fiasco. Se me ocurre este concepto al pensar en el espectáculo montado por el presidente Santos con el engañoso nombre de "Rendición de Cuentas".


En una verdadera rendición de cuentas, el gobierno habría informado a la nación cuáles han sido los avances y aciertos de sus políticas, pero también habrían declarado en qué fallaron, cuáles de sus objetivos no pudieron alcanzar y cuáles de los asuntos a su cargo presentan deterioro. De lo contrario, la pomposa "Rendición de Cuentas" no sería más que un acto de propaganda oficial.


Es imposible llevarse una impresión diferente. Basta ingresar al sitio web de la Rendición de Cuentas (www.urnadecristal.gov.co).


Quien llegue allí pensando que va a encontrar un balance sincero de los resultados del gobierno, donde se incluya lo bueno pero también lo que no se ha logrado, se llevaría una sorpresa al ver que la bienvenida se la da una ventana donde le piden registrarse para recibir noticias sobre "los avances y logros del Gobierno Santos".


Vaya luego el lector a los documentos publicados por los ministerios, y que sintetizan su rendición de cuentas. Concluirá que Colombia está superando rápidamente todos sus problemas, y que pronto el nombre de nuestro país deberá cambiarse por otro como Atlántida, Xanadú, Utopía o El Dorado.


Un caso para la muestra: la rendición de cuentas del ministro de defensa Juan Carlos Pinzón. En ella no se detallan más que rutilantes éxitos: capturas, carteles desmantelados, guerrilleros muertos, "grandes operaciones", desmovilizaciones, etc. Una enumeración de éxito tras éxito, en la que no hay la más mínima mención a problemas, a objetivos que no se alcanzaron, o a nuevos desafíos que pongan a prueba las estrategias del gobierno. Nada.


Eso, con todo respeto, no es una verdadera rendición de cuentas. Si el ministro de defensa realmente quisiera rendir cuentas, tendría que explicar cómo es posible que las Farc estén reconstituyendo su aparato de guerra en el sur del país, y que lo estén haciendo con un éxito que a esta altura ya es indudable. Tendría que explicar cómo es posible que diariamente se nos informe de nuevos ataques de las Farc, en Tumaco, en el Cauca, el viernes en Jamundí, a diez minutos de Cali.


Se ha dado entonces el nombre de "Rendición de Cuentas" a lo que no es más que una presentación muy parcial y selectiva de resultados positivos. Muy propia de un gobierno obsesionado con el aplauso, y ya adicto al que se le ha dispensado.

Autor:
Andrés Mejía
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad